CANGAS DEL NARCEA.- Arbolón 3.0

Camino de la villa

-¡Cogo´en  ros, Julio!. Este año sí que visto bien el arbolón, tú. Y desde el sofá

-Home ya. Vaya castaña que te agarrarías a mediodía

-¡Que no home, que no!. Enchufome el ordenador el mío nieto y taban dándolo como si fuera la tele. La cámara era Mari, la del Italiano. Y luego un paisano que no conozco, pero duró hasta el final, hasta que subieron la corona.

Y así fue amigos. Creo que este ha sido el primer año en que la corta, traslado e izado del arbolón ha sido, de una forma o de otra, retrasmitido en directo por Internet, vía móviles privados. El primer arbolón 3.0

¡Viva el Arbolón, ¡Viva María L’ Aire!, ¡Viva Suso El Cartero!.

Un grito más se unía este año a los que elevan al aire los porteadores del arbolón camino de la villa recordando así que en el grupo faltaba este año uno de los de siempre, el fallecido Jesús Rodríguez, al que todos conocían como “Suso El Cartero” y que siempre formó parte de la comitiva.

Y así los repitieron desde el pueblo de Llano, (lugar donde el árbol fue echado abajo y robado) a la villa los cerca de cincuenta portadores que en honor de Suso lucieron unas camisetas conmemorativas con las mismas frases que año tras año han venido gritando. Los vivas al propio árbol a María  L´Aire, que logró recatar y revitalizar la tradición cuando esta estaba a punto de perderse, y ahora Suso.

Iniciando bajada Arrastraculos

Con las paradas de rigor a las puertas de los bares que jalonan la ruta y en los que los porteadores suelen ser invitados, el gran árbol entró en la villa por Barrio Nuevo para, llegado al Corral, girar y tomar la Calle Mayor camino de la Plaza del Conde de Toreno, ruta ésta por la que es tradicional entre el árbol en el centro de la villa venga de la zona que venga. En este recorrido reciben los aplausos y gritos de ánimo de los cangueses que en gran número acuden a recibirlos y acompañarlos en el último trayecto. Y a estos aplausos se unieron este año de manera especial los disparos de las cámaras de los móviles que grababan y fotografiaban sin parar.

Tarea ardua es la baja de la empedrada calle popularmente conocida como Rastraculos o Arrastraculos, nombre que ya por sí mismo define su dificultad de transito dada su pendiente. Superaron la prueba y la pendiente.

Pasando el puente Ambasaguas

Ya a la entrada del puente de Ambasaguas tenía lugar la última y más emotiva parada. Fue en el Bar el Sotero donde aumentaron aún más los flases de luz al ser mayor el número de espectadores allí congregados. Y cuando ya estaba a punto el reloj de la basílica de hacer sonar las once de la noche, el árbol era depositado en la explanadilla de la entrada a la capilla de la Virgen del Carmen. Y los flases de los móviles que había venido a acompañando su recorrido se incrementaron. Pero cuando éstos alcanzaron su mayor apogeo fue cuando Mariño, hacho en mano, comenzó a preparar el tronco para irlo adecuando a lo que demandaba el agujero ya preparado en el terreno. Eran más los pendientes del móvil que de lo que realmente ocurría.

Comienza el izado

No sin trabajo, pero sí con maña y especial manejo, el árbol fu izado y plantado,  y su copa, como es obligatorio y tradicional, sobrevoló  el campanín de la espadaña de la ermita que supera los 20 metros de

Colocando la corona

altura. Tras trepar un joven, Luis Queipo, a dejar una corona lo más alto posible se produjo el acto más emotivo de todos. Fue cuando los más veteranos se fundieron en abrazos dejándose llevar por la emoción del deber cumplido y el remuerdo de Suso en cuyo honor se colocó una pequeña placa en el árbol en la que se leía “¡Suso! Este va por ti. Yo avisobos. Tus amigos del Arbolón”. El “avisobos” (así escrito) hace referencia a una expresión muy suya que repetía cuando apuntaba o explicaba algo.

Uno a uno, los porteadores más veteranos fueron firmando una de las camisetas conmemorativas que será entregada a su familia.

Avanzaba ya larga la madrugada cuando todo se dio por terminado y empezaron a apagarse los móviles, aunque a la verbena aún le quedaba  tiempo y a muchos jóvenes cangueses ganas de folixa.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.