CANGAS DEL NARCEA.-Primer día de novena. Viajando a Cangas

…… siete de julio y San Fermín. El remate de la copla, a todos los niveles conocido, no reza así en Cangas del Narcea, en el suroccidente asturiano. Allí, el siete de julio no es precisamente San Fermín sino el Primer día de Novena. Y es que en ese día se inicia el novenario de la Virgen del Carmen advocación bajo la cual se celebran las estruendosas fiestas del concejo. Y no es que la gran mayoría de los vecinos sea especialmente religioso. A la novena van los menos, pero su inicio es celebrado entusiásticamente por todos, más que por el acto religioso en sí por el inminente inicio de los festejos. Y las primeras tandas de voladores suben al cielo con los primeros toques del cantarín, evocador y sentimental, campanín de Ambasaguas, Y las primeras cenas de peñas, amigos y familiares se inician en esta noche.

En Madrid, Luís se mueve inquieto del salón a la cocina, y de la cocina al salón. No ha mucho que ha llegado de trabajar y, sin embargo, ya tiene la mochila preparada en el pasillo, junto a la puerta. No tiene muchos días de vacaciones y ha apurado hasta última hora. Quiere llegar a la estación del ALSA con tiempo suficiente, no sea el demonio que un retraso del metro o cualquier mariconada le deje en tierra. He de notar aquí que para cualquier asturiano no hay autocares de línea hay alsas. Y en esta denominación entran todos ellos, sean o no de la empresa así denominada.

Con una disimulada sonrisa de felicidad Luis eleva la mochila hasta sus hombros, coge un pequeño bolso y cierra la puerta. Una enorme sonrisa de felicidad ilumina su cara. ¡Coño, en esta escaleras huele a pólvora!. Sale al portal y le parece oír el campanín de Ambasaguas. Una ola de dulce satisfacción le invade.

Son la siete de la mañana y espera llegar con tiempo suficiente para tomar unas compuestas en el Blanco, comer y acudir al Prao del Molín a tirar unos voladores con Artesanos cuando, ya en la tarde, el dichoso campanín anuncie el inicio de la primera novena. Luego tiene cena con la peña pero no tiene ni idea de dónde.

Pasa frente al Ministerio del Aire, enfila la carretera de la Coruña, saluda con la mano al Arco del Triunfo y grita para sus adentros: ¡Viva la quilica!.

En otra zona de Madrid, Carmen se dispone a acostarse. Sale para Cangas mañana hacia las siete de la mañana con sus tíos que inician sus vacaciones. Van a Luarca, pero a ella la dejarán en Cangas. Suele hacer la novena completa todos los años y seguidamente vivir el Carmen a tope, sin ataduras ni cortapisas.

¡Mira que decir su tía que el Carmen de Luarca es más importante que el de Cangas!. ¡Onde va´aparar!. Como ella es de allí se crece, pero mi tío, cangués de Arrastraculos, le para rápido los pies. Lo piensa y se ríe.

-Hay que joderse. ¡Si tiran los voladores de uno en uno y con una tabla!

Y sus tíos se enzarzan en una picaresca discusión defendiendo cada uno a su Virgen y su fiesta. Aunque la Virgen tenga en este caso hasta la misma advocación.

Se nota algo nerviosa, seguro que tarda en dormirse

-¡Adiós, el uniforme de la peña!. Seguro que mi madre ni se ha acordado

Dibujo de Neto

-Busca el móvil precipitadamente

-¿Mamá?. Sí, soy yo……¡Uffff! Creí que te habías olvidado.

Guarda el teléfono, sonríe y se dice

-Mira que soy tonta, ninguna madre de Cangas se olvida de planchar y dejar preparado el uniforme de la peña de sus hijos. Y guiándose por una nota que saca de su bolso comienza a preparar la maleta

Ya en la cama repasa mentalmente el programa: Ducharse, llamar a las amigas, arreglase, salir a tomar algo a una terraza, hablar de los preparativos, de las docenas de voladores, de la pregonera, de las novedades de la Descarga… de Cangas…e ir a la novena.

Poco a poco el sopor del cansancio del día va relajando sus músculos. Entre neblinas van pasando por su mente las calles de Cangas, del Cascarín, de Entrambasaguas, de su barrio del Fuejo…Y en su última lucidez escucha tenue, como perdiéndose por entre las montañas que rodean Cangas, el eco del campanín de Ambasaguas.

Y muchos otros lugares de España hay luises y cármenes que ilusionados, nerviosos y precipitados se disponen a viajar a Cangas. Otros, no tan jóvenes agregan al momento dosis de nostalgias. O quizás, sin viajar sentados en el sofá miran hacia la tele, pero tan solo ven los Cármenes y la Descargas vividas

Mañana es el Primer día de Novenas

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.