La foto y su pie.- Pólvora de continuidad

Ha cubierto la pátina del tiempo el papel de la foto y las arrugas los entonces tersos rostros de los jóvenes. Tiempos idos en lo físico, lo estético y lo espiritual, que se fueron dejando jirones de vida entre tristezas, alegrías y buenos y malos momentos.

Pero hay un puente robusto e indeleble que une aquellos años de jóvenes inquietudes con estos de añoranzas: los voladores que se alinean un tanto desordenados detrás de los jóvenes esperando ser encendidos. Pólvora de ayer y hoy en permanente nudo de continuidad entre generaciones.

Son jóvenes del Arbolín; póngales nombres el lector

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.