La foto y su pie.- No todo está perdido

Monchi captó el momento. Absortos cada uno en su libro, dos jóvenes viven un momento especial del día. Solos. Aislados cada uno en sus silencios. Cómplices con cada autor y cada personaje no cuenta el tiempo para ellos. Ni el tiempo ni el paisaje. La soledad de piedra del entorno contribuye a agrandar la del espíritu en directa comunión con el sentimiento.

No todo está perdido. Los libros aún siguen teniente un hueco entre los jóvenes, aunque como ocurre con el de la derecha sea compartido con el móvil,

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.