CANGAS DEL NARCEA.- Crónica sinterizada de un sábado de vendimia

El carro

La niebla que estuvo presente a primeras horas de la mañana y la posterior lluvia, fina pero molesta, adelantaron el cierre de puestos y carpas que habían amenizado la Fiesta de la Vendimia de este año-

No obstante, a lo largo de la mañana del domingo, los cangueses se resistían a abandonar la fiesta y así aguantaron hasta medio día. Éxito y mucho público. No obstante los productos y bodegueros de Cangas han de incidir más en la unión y acción conjunta con la participación de todos que en las diferencias. Precisamente en la unión está la fuerza

En la mañana del sábado, con las calles llenas de vecinos y foráneos, los componente de las diversas cofradía que se llegaron hasta Cangas para acompañar a la local desfilaron rumbo a la plaza de La Reguerala donde realizaron una parada para rendir tributo al monumento al ‘cachu’, obra del artista local Ernesto García del Castillo, ‘Neto‘.

Ambiente

En el Teatro Toreno, se desarrolló el XVI Gran Capítulo de la Cofradía. El acto comenzó con el nombramiento de los cofrades de número, César Zapico Alonso y Manuel Cosmen Adelaida, que sellaron su compromiso con la promoción del vino cangués y su cultura. Seguidamente se procedió al nombramiento de los Cofrades de Honor. El primero fue el Cofrade Mayor de la Cofradía del Desarme, Miguel Ángel de Dios, que reconoció la labor de los cangueses al asegurar que son “un ejemplo a seguir”. El presidente de Otea, José Luis Álvarez Almeida, que prometió “ser fiel al vino de Cangas y sus gentes».

Sonia Fidalgo

Tras beber el vino y besar el cachu como rito de iniciación tocó el turno a la presentadora de TPA, Sonia Fidalgo, quién recordó que en Cangas del Narcea aprendió a valorar el mundo que encierra el vino y su tradición, “aunque caseme con uno de Tineo” precisó provocando risas y aplausos, “Cada bodega es un templo”, apuntó Fidalgo. Con su característico humor, el televisivo Carlos Sobera. Defendió que el “el vino es vida y cultura”. El himno de Asturias sonó en el teatro para poner fin al XVI Gran Capítulo de la Cofradía del Vino de Cangas. Por la tarde, con unas calles totalmente abarrotadas que hacían difícil el caminar, un carro tirado por dos vacas recorrió las calles de la villa y los vendimiadores representaron la tradicional pisada de la uva en el patio del Ayuntamiento.

Folixa

Mucha música, muchos callejeo, muchos puestos y, por supuesto mucho vino.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.