La foto y su pie.- Prioridad

La sorpresa pueda saltar en cualquier carretera. Y más si es uno urbanita. Surgieron frente a mí con su andar pausado y ausente, ajenas a todo cuanto no fueses el rebaño y el caminar en grupo, tapándose unas a otros, cubriéndose de posibles peligros.

El conductor hubo de arrimar junto a la cuneta y ceder el paso complaciente a un más complaciente rebaño. Bucólico paisaje frente al conductor  a la contra de la dura realidad de soledad y abandono del pastor. Complacencia del urbanita frente a la preocupación creciente de los hombres y mujeres que, con los rebaños, se quedan solos en sus pueblos y aldeas.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.