La foto y su pie.- Cinco en un burro

El burro de tío Juan Pedro aguanta estoico la algarabía infantil cabalgando jubilosa sobre su lomo. No uno ni dos jinetes: Cinco son los intrépidos que se abrazan guardando entre risas el equilibrio y la preocupación ante el menor movimiento del equino y la posibilidad de terminar en el suelo. El último, el más pequeño, parece ser el más seguro y desafiante. Tal parece que en su imaginación cabalga libre y al galope por las anchas praderas americanas.

Unos treinta años después los niños de Berzocana, y de otros tantos pueblos, tienen más que difícil poder auparse a un burro

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.