CANGAS.- Comenzaron las obras de la nueva traída de aguas

Han comenzado las obras para la renovación de la conducción de agua entre los depósitos de La Regla y El Fuejo. Las máquinas trabajan en la zona por la que discurrirán las nuevas tuberías cuyas obras alcanzan un presupuesto de 1.086.434,80 euros y tienen un plazo de ejecución de dos años.

Según ha señalado el alcalde cangués, José Víctor Rodríguez, “ a principios de año comenzaron las pruebas del ‘bypass’, es decir, a poner tuberías para cortar en zonas que después se va a reponer”. También destacó la importancia de esta actuación, que también reforzará los depósitos y mejorará su mecánica hidráulica.

La traída actual fue ejecutada hace más de treinta años y sufre frecuentes roturas, al no soportar la presión a la que está sometida la red. Las nuevas tuberías, de fundición dúctil según explicó la Consejería, sustituirán las existentes de PVC. Se actuará sobre 5.346 metros, si bien parte de la intervención se desarrollará por el actual trazado. Además, se llevarán a cabo obras de acondicionamiento y reparación de los depósitos, ubicados en La Regla y en el Fuejo, que consistirán en la demolición del forjado existente, la impermeabilización del exterior y de los propios depósitos, la sustitución de todas las válvulas existentes en la cámara de llaves y la reposición del alumbrado interior.

Pese al avance que supone esta intervención de cara a resolver el problema de la turbidez del agua que llega a los vecinos de la villa, el regidor cangués recordó que esta actuación sobre la conducción es la primera de dos obras que hay que hacer. La segunda, señaló, afectará a la estación de tratamiento de agua potable, ETAP, que se localiza en La Regla y que también precisa una intervención. Sin embargo, Rodríguez defendió la prioridad de intervenir en la conducción previamente, pues de lo contrario «se sigue filtrando tierra a la conducción» y los áridos y los sedimentos continuarán llegando a los depósitos. Esta segunda fase, indicó el alcalde, «se llevará a cabo más adelante».

La renovación de la traída del agua era una asignatura pendiente tanto en el centro de la villa como en las zonas más periféricas de la misma. En varias ocasiones los vecinos manifestaron su hartazgo por el estado en que llegaba el agua a los grifos de sus viviendas.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.