La foto y su pie.- Han florecido los geranios

Justo es traer hoy hasta aquí a mis flores. Y digo justo por cuanto durante el enclaustramiento fueron, quizás, injustamente tratadas por su tardanza en mostrar sus colores, en abrirse a mis ojos un tanto cansados de la penumbra del pasillo de los paseos virtuales.

-¿Has visto cómo están las macetas?

Fue en ese momento cuando reparé en su eclosión. Y así lo habían hecho una tras otra en todas las ventanas. Y como todo aquello que la Naturaleza regula lo hizo en tiempo y forma. Lo mío tan solo era impaciencia por un abrir de la primavera cuya evolución nos estaba siendo negada por la dichosa pandemia.

Ahora, cuando ya no tengo que asomarme a la ventana para contarles el discurrir de la vida en la calle, se han cubierto mis macetas de color, color del que puedo gozar sin necesidad de abrir la ventana.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.