CANGAS.- ¿Tendremos Arbolón o noche de nostalgias?

¡Arriba!

No sé qué me deparará la mañana del 29, día del Señor San Pedro. Habitualmente, año tras año, vengo efectuando la salida matinal en busca de la prensa por las almenas, parar en las mismas, e inspeccionar cómo quedó colocado el arbolón en la noche anterior. Ahora, amén de los retrasos que se acumulan en el trasladado, hay veces que los años pesan tanto como el propio árbol y uno ha de retirarse antes de que quede definitivamente izado y con la corona colocada. Esto ha venido siendo así año tras año desde hace al menos 48. Puede que éste sea el primero en que por más que me esfuerce no logre distinguir el árbol en su lugar frente a la capilla. Lo sabremos mañana

El discurrir del día de hoy, día 28, está siendo sido un tanto raro. Notaba la falta de algo, me recorría una especie de azogue que me decía que algo faltaba, que tenía que hace alguna tarea que sentía pendiente.  Se iniciaba la tarde y me asomaba a la ventana una y otra vez a la espera de que sonara un volador en el Sotero.

Hasta hace unos poco años he venido acompañando, al alimón con mi colega Azcárate, a los mozos que se desplazan a robar el árbol y después asistíamos a su puesta entrando y saliendo donde Eduardito y el Sotero, e incluso en la bodega privada del Oso, por el aquel de matar el tiempo. El cierre de La Voz de Asturias y el paso implacable del tiempo nos fuero retirando muy a nuestro pesar.

Será pues esta noche de hoy, pase lo que pase, larga y cargada de recuerdos. Una noche en la que sonarán voces de Manolón, de Suso el cartero ( padre e hijo), de Antón el bonito, de Patiño, de Mariño, de los Carralos, de los Linares, de los Prieto, de Dupont, de Rubén, de Adralés, de  Luis Carlos…..y de tantos y tantos otros mezcladas con los sones de la gaita de Fariñas a caballo del árbol. Y digo pase lo que pase, porque como decía mi paisano Gabriel y Galán, “sé lo que son los mozos y sé lo que son la eras en estos atardeceres”. Y por ello, en cualquier momento puede saltar todo por los aires y, cercana ya la media noche, oír un imprevisto. ¡Viva el Arbolón! ¡Viva María l´Aire!

Todo puede ser. De todas formas, feliz noche del Arbolón y buen día de San Pedro, especialmente a los tinetenses

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.