El puñal de Tineo

Si les hablan a ustedes de “el puñal de Tineo”. ¿Saben de qué va el asunto?

Miren: En el Museo Arqueológico Provincial de Oviedo se halla expuesto un puñal de bronce conocido como “El puñal de Tineo”. Corresponde al época final de la Edad del Bronce y tiene excepcional importancia ya que son muy pocas las armas encontradas en nuestra región y, curiosamente, las halladas lo fueron en Riocastiello, también en Tineo, donde se hallaron dos hachas de bronce.

Al puñal de Tineo se han referido multitud de investigadores que lo han calificado como una auténtica joya arqueológica y lo definen como un puñal de lengüeta calada, sin procedencia concreta y correspondiente al siglo VIII AC. Fue hallado en Marzo de 1.875 en el lugar de la Fuente de Villacabrera, caserío situado al Este de Tineo y distante de la villa como unos dos kilómetros.

Cuando el puñal fue hallado casualmente era alcalde Emilio Carrizo y del Riego, abogado, escritor y anticuario. Don Emilio tuvo en el hallazgo del puñal una intervención que puede calificarse como decisiva y ello “en estrecha  admirable y ejemplar colaboración con otro ilustre asturiano y amigo suyo, el cangués Nicolás Suarez Cantón, escritor que gozó, por sus méritos literario, capacidad y hombría de bien, de general estimación en Asturias y Madrid”.

Don Emilio escribió a don Nicolás explicándoles las dificultades que había encontrado para que le enseñasen el puñal y más aún “el que me lo dejasen por unos días; mi vi en calzas prietas para lograrlo, pero después de mil ridículas exigencias, allá de se decidió el dueño a dejármela por unos días”. También señala que la pieza estaba en dos pedazos: uno de la parte que forma la empuñadura y otra la hoja. Y añade: “el que la halló, la restregó limó y mutiló bárbaramente con la idea de que está persuadido es de oro puro y que vale un potosí” 

En su contestación Suarez Cantón habla de cinco trozo de la pieza y precisa que algunos eran recientes y “tienen trazas de haberse hecho con el fin de reconocer interiormente el metal”.

Estos dos ilustres asturiano, ejemplos de hombres de bien y con miras altruistas y desinteresadas, dejaron para la posteridad valioso documentos que por sí solos constituyen en verdad una definitiva y valiosa aportación histórica, sobre todo para salvar las numerosas lagunas que acerca del puñal aún persistían en aquel entonces.

Este preciso dato vienen a demostrarnos que la pretendida rivalidad, e incluso inquina, existente entre los concejos de Cangas del Narcea y Tineo no es algo que venga de suyo en los genes de unos y otros, sino que quizás sean tan solo historitas y habladurías de malpensantes y metomentodo ávidos de maledicencias y cotilleos y hacedores de ficticias desavenencias. No quiero ello decir que no exista una sana competencia y rivalidad en conseguir cada uno lo mejor para su concejo.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.