BERZOCANA.-Tía Ana

Tomás y tía Ana

Pasada ya la canícula de la siesta, en la paz de la tarde villuercana que comienza ya agotarse, madre e hijo platican con sosiego tanto más de ayeres que de presentes. En la placidez del huerto, justo donde acaba el barrio de La Duche y se ubica la casi olvidada Fuente Nueva, a la sombra de ramajes y flores, el pasado y el presente se funden con la Naturaleza que se deja ver hasta en los asientos o el maderamen que conforma el gallinero.

Como el poeta clásico, tía Ana, con sus dinámicos 93 años, no es que deje pasar la vida desde el huerto, sino que la vive intensamente con el huerto. Y no a solas, sino rodeada de sus hijos y nietos a los que enseña y conduce desde lo intensamente vivido en unos años más que difíciles.

Quizás esos tantos años de trabajo y trabajo sean los que mantengan su vitalidad manifiesta e inquieta que hay veces que necesita ser regulada en sus ímpetus del hacer y hacer. No en vano el trascurrir del tiempo deja su sello en los cuerpos

-Es una pena, está todo abandonado, el campo se muere

Y quiere, aún desde su edad, revitalizar el campo que ella ha vivido intensamente corriendo tras el ganado de risco en risco o labrando en duros terrenos reacios, cuando no míseros, a la hora de pagar tanto trabajo con frutos.

En la paz del atardecer, quizás tía Ana esté contando a su hijo Tomás, con muchos años de emigración a sus espaldas, como, pese a todo, el campo ha sido para ella una forma de vida de la que está agradecida.

Y quizás también, pienso yo, sea tía Ana uno de los pocos testimonios vivientes que nos van quedando de una forma de ser y sentir la vida rural que supieron contraponer la entrega y el cariño a la rudeza del trabajo, la pobreza, e incluso la incomprensión.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.