La generosidad de L´Ablugo canguesa

Estoy de acuerdo con quienes señalan que estos tiempos de pandemia han sacado lo malo de muchas gentes, pero también lo bueno. Y si en el primer apartado hemos de señalar el egoísmo o la manipulación del momento para crear o vender intereses personales o grupales, también hemos de destacar la entrega y solidaridad de muchas otras gentes que pusieron por delante el bien común o el interés social ofreciendo tanto su ayuda económica como personal allí donde eran necesarias.

Ha vuelto a repuntar la pandemia y volvemos a parámetros de marzo aunque, de momento, menos acentuados. Esperemos que no vuelvan con el repunte aquellos defectos humanos antes citados. Lo que sí han vuelto han sido los buenos. Y es por ello por lo que quiero traer hoy hasta esta página el gesto de la canguesa Pizzería L´Ablugo que ha emitido la siguiente nota en las Redes:

“Desde pizzería Lablugo queremos decirles que, si por la situación que vivimos no puedes trabajar y no tienes para comer, no dudes, no tengas vergüenza de llamarnos. ¡No te vayas a la cama, y mucho menos tus hijos, sin comer!”

Ofrecimiento abierto y generoso donde los haya. Sin trabas ni cortapisas, sin pedir identificación alguna, sin tan siquiera especificar como necesario el tener que señalar el lugar de residencia. Tan solo un “no te vayas a la cama sin comer” seguido de un generosísimo: “y mucho menos tus hijos”

Desde aquí nuestro reconocimiento a las gentes de LÁblugo

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.