Personajes:Julio Acebedo Conde. Muebles la Moda

De vez en cuando me gusta traer hasta aquí un nombre propio. Hoy les voy a recordar a Julio Acebedo Conde, propietario que fue de Muebles La Moda

Fue Julio Acebedo Conde un peculiar y conocidísimo personaje en todo el concejo en aquella Cangas de mediados de los años setenta y los ochenta que se abría a los nuevos tiempos y mercados bajo el paraguas de la fuerte economía que generaban las minas. Esta situación animó a algunos a emprender negocios relacionados con ese el crecimiento. Y por ello llegó Julio a Cangas abriendo Muebles La Moda.

Tenía su tienda un poco más allá del entronque de la calles Uría y Pelayo, frente al muro de la huerta de las monjas, en un gran local que aún permanece y que se encuentra vacío tras albergar otros negocios temporales.

Fue próspero su comercio de muebles por cuanto en esos años la construcción se hallaba en pleno apogeo y los muchos pisos que se construían en la villa, como casas en el concejo, había que amueblarlos, y era aquí donde aparecía la figura de Julio con el eterno faria en la boca y su peculiar sentido del humor.

En algún sitio tengo ya escrito como, en ocasiones, llegado el mediodía, cerraba la tienda y llamaba a uno de los Mata, para que en su taxi lo subieran a Leitariegos. Lo hacía provisto de un bocadillo de jamón y una botella de champán frío. Una vez arriba, pasado el pueblo y ya en la provincia de León, cerca de la fuente que hay a la derecha de la carretera, se sentaba en alguna peña y comía tranquilamente y en solitario mientras Mata daba un paseo. Cuando Julio terminaba volvían para continuar con su trabajo en la tarde.

Más de una vez me explicó que no había placer como ese, “ni el mejor restaurante iguala el aire fresco de la montaña, el sonar del agua y el cantar de los pájaros. Y aprovecho para meditar”, explicaba una y otra vez enfatizando la voz.

Hizo también sus pinitos políticos y fue acérrimo defensor de Ruiz Mateos, incluso me propuso que encabezase en Cangas su partido político, aquel partido llamado Agrupación Ruiz-Mateos. Éste fue elegido eurodiputado del Parlamento Europeo en 1.989. Más tarde, tras pasar una larga temporada en la cárcel, Ruiz-Mateos se hizo propietario del equipo de fútbol Rayo Vallecano en 1.991 que permaneció bajo su control al menos 20 años

Cuando le detuvieron la primera vez, a Ruiz Mateo no a Julio, éste llenó con carteles defendiendo su inocencia las calles de Cangas. También lo hizo posteriormente cuando le expropiaron Rumasa.

Acebedo colaboraba activamente en la financiación del portfolio festivo del Carmen insertando en el mismo original publicidad que siempre lograba llamar la atención.

Un buen día, pasada ya un tanto la fiebre consumista y de la construcción en la que tan bien le había ido, cerró el chiringuito y desapareció. Apenas volvió por Cangas, y quien esto cuenta ni siquiera sabe si sigue vivo.

Reconozcamos en su figura a aquellos pequeños empresarios que tanto ayudaron a conformar la Cangas actual.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.