EN EL DÍA DEL LIBRO

Con discreción, y quizás lejos aún de una gran mayoría, el mundo de las letras y la cultura se sigue abriendo paso en Cangas del Narcea. Reconforta la llegada al mismo de savia joven y decidida que, como en el caso que nos ocupa, desde la discreción y la humildad, se abre camino en el siempre difícil campo de las palabras y las ideas.

Una vez más, la librería Treito daba un paso adelante en su apuesta por la Cultura y reunía en su local a dos escritores cangueses. De una parte, la veteranía de José María Rodríguez, Chema Bimeda, autor de obras como “Nueite de Filandón”; “Xuan Cana”, “Tiempos de neblina”, “El Cantu´l Gallu” y otras. Del otro lado, la joven Elena Martínez Martínez, escritora que con tan solo 25 años da sus primeros pasos en este mundo tras haber ganado varios concursos de relatos cortos. Junto a ellos, Miguel Ángel Pérez, locutor de Onda Cero y escritor de palabras en el aire, que retransmitió el acto en directo.


Se da la curiosa circunstancia de que ambos autores son técnicos en ejercicio, Chema como ingeniero de telecomunicaciones en Madrid y Elena como técnico informático en Cangas. Actualmente estudia Filología Hispánica en la UNED. Como bien señalaba el de Bimeda siempre se ha considerado a la Literatura como “el jardín de la ciencia, de ahí que quizás en nosotros se de esta circunstancia”.
No quiero dejar pasar esta ocasión sin señalar que, pese a los esfuerzos de mi amigo José Maria G. Azcárate de acercarme a la lengua asturiana y a que hiciese mis pinitos con ella en La Maniega, fue Chema, con su obra “Tiempos de nublina” quien logró convencerme de la peculiaridad y sonoridad de la misma. Y lo hizo a través de los sentimientos que, a flor de piel, supo depositar en esta obra y de los que la l.lingua fue vehículo ideal.
Señalaba Chema que comenzó a escribir allá por el 82 “por la causa” ya que tras emigrar a Madrid, “uno se siente más asturiano cuando más lejos de Asturias se encuentra y así terminé en el Centro Asturiano donde conocí al grupo integrado en Concellu de Asturianos en Madrid. Había que defender la l.lingua y creí que esa era la mejor forma, utilizándola. Considera que “técnica y letras son perfectamente compatibles”. “En ésta es difícil empezar y el temor a hacerlo mal te ata tanto como el saber que hay mucha gente que lo hace muy bien, pero después de dar los primeros pasos se convierte en una necesidad vital y no te plateas parar aunque ni siquiera sepas si tienes o no público lector”.
El caso de Elena tiene especial mérito. Sus amigos y vecinos saben perfectamente las difíciles circunstancias en que se han desarrollado, y se siguen desarrollando, sus estudios y trabajo. Desde su tangible timidez ha sabido alzarse en el esfuerzo y abrirse camino en sus estudios, trabajo y ahora el mundo literario.
“Tuve suerte al tener amigos y profesores que me animaron a escribir, incluso algunos fueron críticos y me corrigieron, de ellos aprendí mucho”. Explica que presentó su primer trabajo a un concurso “tan solo por probar, hubo suerte y aquí sigo”.


En una cosa coinciden ambos, “no sabemos si existen o no las musas pero está claro que si llegan deben pillarte trabajando”.
Se ha animado Elena a acercarse al mundo de novela y así nos ha adelantado que ya tiene ultimada la primera, “Canciones de Lluvia”, una obra ambientada en la Argentina de Pinochet con una chica que cree a su padre desaparecido y después se encuentra que no es así. Aunque aún no está publicada ya tiene otra en proceso.

Espero de los cangueses que sepan valorar lo que tienen en casa al menos tanto como lo de fuera. Que se impliquen más en la vida cultural del concejo y que, al igual que hacemos nosotros, reconozcan la gran labor que al respecto está desarrollando la Librería Treito

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.