El cuartel de la Guardia Civil de Cangas del Narcea se queda sin policía judicial

El equipo, formado por tres guardias y un sargento, se traslada a Tudela Veguín l Los investigadores tendrán que desplazarse a la zona desde Pravia


El cuartel de la Guardia Civil de Cangas del Narcea se quedará próximamente sin equipo de policía judicial. Así lo ha confirmado el sindicato Unión de Guardias Civiles (UGC).
Sus actuales integrantes, tres guardias civiles y un sargento, serán trasladados al cuartel de Tudela Veguín, en las afueras de Oviedo, en fecha aún por determinar, pero próxima y con carácter firme.

Los equipos de policia judicial se encargan de investigar los escenarios de crímenes, robos y demás delitos de cierta envergadura. La marcha de este cuerpo hará que Cangas del Narcea pase a depender directamente de la jefatura de Pravia y, con este concejo, también los de Degaña e Ibias, lo cual supone un trastorno mayor ya que, en caso de necesidad de desplazamiento se pueden tardar dos horas en coche desde los puntos más apartados de ambos municipios.

La desaparición de la policia judicial del cuartel de Cangas del Narcea se lleva rumoreando desde hace bastante tiempo, por lo que es algo que no pilla de sorpresa al sindicato de la Guardia Civil. De hecho, esta decisión se enmarca en un contexto de reestructuración de la Benemérita en todo el Estado. Según datos de los informes de los especialistas, la situación actual es insostenible, ya que hay demasiados cuarteles dispersos por toda la geografía nacional en relación al número de agentes existentes, máxime teniendo en cuenta la tendencia a la disminución del número de guardias civiles en España.

El cuartel de tudela Veguín se abrió hace cinco años y no tiene muchos efectivos. Esta circunstancia, sumada al hecho de que la delincuencia en la zona es bastante superior a la registrada en Cangas del Narcea, hace que el traslado sea algo bastante evidente para los expertos en la materia, aún cuando no se haya anunciado oficialmente.

Ramón Rodríguez Prendes, presidente nacional de la UGC y secretario general del sindicato en Asturias, explica que «la Guardia Civil no puede permitirse tener 2.500 puestos en el territorio nacional. Es una exageración. Es una situación que obliga a tener una atención al público y que, en muchos casos, quita a agentes de las calles».

La UGC ya realizó un estudio hace unos cuatro años en el que se concluía que se deberían cerrar 41 de los 88 cuarteles que hay en Asturias. «Eso significaría tener 27 unidades con no menos de 30 efectivos cada una y dos patrullas de seguridad ciudadana contínuamente en la calle, las 24 horas», señala Rodríguez Prendes.

Según el sindicato UGC, la Guardia Civil está compuesta cada vez por menos miembros y posee una distribución territorial obsoleta. Como ese reparto se va a ir cambiando, entienden que es una medida razonable y justa que equipos de policia judicial como el de Cangas del Narcea se trasladen a lugares donde hay más delincuencia y no creen que afecte negativamente la circunstancia de depender del cuartel de Pravia para estos menesteres: «con las vías de comunicación que existen hoy en día ya es mucho más fácil llegar a los sitios», aseveran.

Cuando la UGC presentó este estudio varios ayuntamientos se mostraron contrarios a sus conclusiones. Está por ver cómo afectará la ausencia de la policía judicial en el Suroccidente, donde el año pasado participó en el triple asesinato de Degaña y en el caso «Tomasín».

Recogido de  forodelguardiacivil.com

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.