La recuperación de la comarca de Valledor, en Allande

Lentamente las ayudas comienzan a llegar a las parroquias más afectadas por los incendios

Las parroquias allandesas de San Martín de Valledor y Berducedo recibirán una ayuda adicional de 660.000 euros procedente de la subasta de la madera que se quemó en los montes de Bedramón y el Cordal de Berducedo el pasado mes de octubre. Así lo anunció ayer el director general de Ordenación Agraria y Forestal, Vidal Francisco Álvarez, durante una visita al concejo de Allande en compañía del alcalde, José Antonio Mesa, y los 32 vecinos que registraron importantes pérdidas a causa del devastador incendio que arrasó más de 2.000 hectáreas.
Álvarez explicó que el importe de la subasta de la madera quemada en el monte de Bedramón ascendió a 500.000 euros, mientras que en el Cordal de Berducedo fue de 160.000 euros. De estas cantidades, el 75% será gestionado por las parroquias e invertido en proyectos de ordenación y reforestación de los montes quemados, mientras que el 25% restante formará parte de los fondos de mejora forestal de la Consejería de Agroganadería.
Estos fondos se suman a las ayudas ya concedidas por el Gobierno regional, que ascienden a casi 699.000 euros. Cerca de 410.000 de ellos son aportados por la Consejería de Agroganadería y tienen como objetivo financiar los trabajos que ya han comenzado para reponer cierres de fincas y traídas de agua y cubrir las pérdidas de rollos de silo que ardieron en Berducedo y San Martín del Valledor. La cuantía restante será destinada por la Consejería de Cultura a la restauración de la Torre de San Martín del Valledor y el centro social ubicado en la antigua escuela pública.

En primavera
Tras evaluar junto al alcalde y el Jefe de Servicio de Ordenación Forestal, Dictino Belloso, los trabajos desarrollados, Álvarez estimó que para la primavera «todos los trabajos que corresponden a nuestro departamento estarán finalizados, ya que se está actuando a buen ritmo debido a las urgencias y necesidades de los vecinos afectados».
Por su parte, José Antonio Mesa apuntó la necesidad de «reinvertir en el Valledor con un proyecto de ordenación forestal compatible con la actividad ganadera para garantizar el futuro de la comarca». Un futuro en el que, en su opinión, se deben compatibilizar «con el aprovechamiento forestal, el desarrollo de la apicultura y la producción de manzana y el turismo rural».
Además, añadió que este plan debe de incluir un apartado de prevención de incendios, con la construcción de cortafuegos, que pueden ser aprovechados como zona de pastos, entradas a los ríos y depósitos de agua.
Durante su reunión con los vecinos afectados por el incendio del Valledor y Berducedo, el director general de Ordenación Agraria y Forestal aclaró dudas sobre la ejecución de los trabajos y sus formas de pago y puso de manifiesto que las cuantías previstas por el Principado tras el desastre «cubren perfectamente todos los daños causados en el alimento almacenado para el ganado, el cierre de las fincas y la reposición de las traídas de agua afectadas por las llamas».

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.