¿Vuelven las barricadas al suroccidente asturiano?

Todo apunta que sí. Quizá mañana mismo, los mineros asturianos y leoneses abandonen las explotaciones y procedan a expresar su enorme indignación en carreteras y plazas. Así no lo expresaban tanto sindicalistas como picadores y guajes en la noche de ayer. Hay nerviosismo y preocupación. No hay, de momento, indicios de salida a esta nueva crisis que puede llevar al cierre de las explotaciones y la muerte de estas comarcas antraciteras especialmente en Degaña.


En la calle, en los bares y en los centros sociales y en las tertulias de calle no se habla de otra cosa que no sea el futuro de la minería. La mayoría son ya son jubilados o prejubilados del sector pero están preocupados por sus vecinos y familias.
El mes pasado gran parte de los trabadores de la mina sólo cobraron la mitad de la nómina.
La minería fue, y sigue siendo, el motor económico de esta comarca. Tan solo en Degaña, en las dos explotaciones, una a cielo abierto y otra subterránea, se ganan el sustento cerca de 600 trabajadores, en su mayoría jóvenes, de los que 60 viven en Degaña, el resto procede de los municipios más próximos.

Las expectativas de cara a la reunión de hoy en Madrid con el Secretario de Estado de Energía, Fernando Martí, son bastante negativas. El exceptismo se abre paso entre los empresarios y trabajadores. “Sigue sin haber nada encima de la mesa, y la situación está como estaba, aunque por nuestra parte se agotarán las vías de negociación”, apuntaban desde Carbunión.

A falta del cierre de esta reunión de la Comisión de Seguimiento del Plan del Carbón, que sindicatos y empresas han calificado como vital para el futuro de la minería, Victorino Alonso, ha advertido que “si las minas cierran, se provocará una pérdida de unos 30.000 empleos en España, entre puestos directos e indirectos”.

Según expusieron los empresarios mineros en la reunión mantenida ayer en León con responsables del gobierno castellano leonés, la aprobación de los presupuestos, con un recorte de ayudas del 70%, llevará al cierre a las minas de forma inminente. El Consejero de Industria de la Junta de Castilla y León, Tomás Villanueva, aseguró que si no se puede solventar los problemas del sector de la minería por la vía presupuestaria, el Gobierno “debe buscar otras vías de financiación» para garantizar el mantenimiento de la producción en las empresas mineras así como su actividad.

En Asturias las explotaciones privadas, que aún se mantienen abiertas, son cuatro, todas en el suroccidente. Tres de ellas son del Grupo Alonso: Cerredo en Degaña (Coto Minero Cantábrico), Pilotuerto en Tineo (Uminsa) y Tormaleo en Ibias (Minas de Tormaleo). Entre los tres pozos suman mil trabajadores.
La empresa Carbonar mantiene actividad en su pozo de Cangas del Narcea con una plantilla directa de 100 trabajadores más otros 70 en contratas

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.