Escuadras fluviales

Los voluntarios tinetenses limpian un ramo del río Navelgas y desarrollan un a jornada de educación ambiental

Si mundialmente es conocido el Río Navelgas por el bateo del oro, además de las partículas auríferas que sus aluviones esconden, el río y su entorno albergan tesoros naturales que mucha gente desconoce y varios problemas que el proyecto Escuadras Fluviales ha tratado de hacer llegar a la población mediante el desarrollo de una nueva jornada de actuación en este afluente del Esva.

Los voluntarios del colectivo, una docena, se concentraron en la plaza del ayuntamiento de Tineo a las diez de la mañana desde donde partieron hacia la localidad de Navelgas para dar comienzo a las actuaciones programadas. Desde Tineo, les acompañaron un equipo de grabación del programa Cañas y Aparejos de la RTPA que durante toda la jornada realizó un reportaje de las actividades de limpieza y educación ambiental, que el proyecto conjuga en sus diferentes actuaciones en los ríos asturianos. Una temperatura excelente acompañó a los participantes a lo largo de todo el día, incluso a última hora, con un excesivo calor


Así a las 10 y media, los voluntarios participantes se dividieron en grupos para afrontar la limpieza del tramos del casco urbano de la localidad de Navelgas, realizando una limpieza de esta zona. Gran cantidad de restos de origen doméstico e industrial, fueron poco a poco llenando las bolsas de los diferentes grupos formados para la limpieza
Paralelamente, los niños y niñas del Colegio Público Príncipe Felipe de Navelgas, se acercaron al río para realizar la actividad de educación ambiental: análisis de los parámetros de calidad de agua, detección de macroinvertebrados y análisis de la vegetación de ribera, son los tres factores sobre los que el proyecto centra su interés. El puente de la Congosta, muy cercano al centro educativo, fue el escenario escogido para esta acción. Una temperatura del agua de 15ºC, unos óptimos parámetros de oxígeno disuelto y PH, escasa presencia de nitratos y un agua blanda, serían las características de la calidad de estas aguas. Por otra parte se detectaron pérlidos, quironómidos, zapateros, tricópteros, tritones, sanguijuelas y coleópteros en la vertiente de presencia de macroinvertebrados. Por otra parte, en el análisis de la vegetación de ribera se detectaron gran cantidad de especies autóctonas: aliso, fresno, avellano, sauce, hierba de San Roberto, carrizo, helechos, ortiga, zarza… y la presencia de la carbaza y la avena como especies que no son propias de este hábitat ribereño. En resumen, unas buenas condiciones amenazadas por varias presiones: los vertidos de la propia localidad que en estos momentos se están canalizando en su totalidad a la nueva depuradora que se está construyendo, las actividades agrarias de la zona inmediatamente superior a la localidad, las obras de infraestructura y la propia presencia humana.
Los alumnos y alumnas participantes, junto a sus profesoras, siguieron con interés las explicaciones dadas en la actividad y recibieron como obsequio una camiseta proporcionada por la organización, con la tradicional foto de familia, se puso el fin a esta actividad.
Una vez concluida esta primera fase de la jornada, los voluntarios pusieron rumbo a la zona conocida como Veiga de Muñalén donde afrontaron la limpieza de un nuevo tramo del río Navelgas. En la totalidad de la jornada, aproximadamente, media tonelada de diferentes restos fueron retirados de las riberas de este río. Gracias a un remolque proporcionado por uno de los participantes, las basuras recogidas se acumularon en un punto en las afueras de Navelgas. Estos restos serán recogidos por los Servicios Municipales del ayuntamiento de Tineo, entidad que ha colaborado activamente con nuestro colectivo para el desarrollo de la jornada.

Una vez finalizada la actividad, los participantes disfrutaron de una merecida comida en el Mesón Labrador de Piedrafita, donde como mecanismo de control, se efectuaron las perceptivas encuestas a los voluntarios, para pulsar su grado de satisfacción en la jornada. Una espicha, que puso el punto y final a esta tercera actuación del proyecto Escuadras Fluviales, unas jornadas, que tratan de recuperar el ancestral espíritu de las “estaferias” en este caso, aplicadas a los ríos y sus ecosistemas.

El proyecto no cesa, y en su labor de difusión, tendrá presencia en una nueva de edición de NARCENATUR, la feria de la caza, la pesca y el turismo activo, que después de dos años, se vuelve a realizar en Cangas del Narcea. Una presencia que realizaremos gracias a la colaboración de los compañeros de Fuentes del Narcea.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.