Más problemas para el ayuntamiento de Cangas del Narcea: El asesor de alcaldía implicado en un caso de “manipulación” de un concurso

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El asesor de alcaldía del ayuntamiento de Cangas del Narcea, Juan Carlos G. ha resultado implicado en un asunto de “manipulación” de un concurso de gestión del propio ayuntamiento cangués según señalan hoy diversos medios de comunicación regionales. El asunto se halla inserto en las investigaciones del denominado “Caso Pokémon” de la empresa Aquagest en el que también está incurso el ayuntamiento de la villa del Narcea y del Luiña

 El ex presidente del Partido Popular de San Martín del Rey Aurelio y ex vicesecretario del PP regional, Joaquín Fernández, participó en el intento de “manipular” un concurso público para que la empresa GRS ARS Local se hiciese con el contrato de la gestión de tráfico y multas en Cangas del Narcea. Así se recoge en la instrucción del “Caso Pokémon»,  por la  jueza Pilar de Lara.

Según este acto, Fernández no actuó solo sino que, en este caso concreto, lo hizo en colaboración con Carlos Guerrero, asesor del equipo de gobierno de Cangas del Narcea y ex alcalde de Pravia, quien supuestamente sería el hombre de la trama en el Consistorio.

Todo ello se descubre a través de una serie de escuchas telefónicas de las llamadas habidas entre  Alex Ros (GRS ARS) en Asturias con  Joaquín Fernández, “con la finalidad de manipular un concurso en el Ayuntamiento de Cangas del Narcea”. Según el auto, el Consistorio cangués disponía en su momento “de un presupuesto para la contratación de la gestión de tráfico y multas solicitado a la firma Vialine Gestión, de reciente creación. Se indica en el auto que “una vez que Joaquín Fernández conoce a Alexander Ros, entre ambos y Carlos Guerrero realizan estudios y propuestas destinadas a que el contrato se gestione por el procedimiento de negociado sin publicidad”. Indica el auto que aquí se inicia la trama presentando tres propuestas: Vialine, GRS y otra que facilita la misma Vialine. Las cartas quedan marcadas y GRS tenía todas las de ganar ya que ésta conocería sierre los presupuestos de las otras dos y podría presentar uno más bajo.

En elmomento en que suceden estos hechos el citado Joaquín Fernández estaba trabajando para Aquagest, una de las dos firmas que están siendo investigadas en la «operación Manga», junto a GRS ARS Local, por supuestas concesiones irregulares de contratos de gestión del agua en distintos ayuntamientos, sobre todo gallegos, a cambio de sobornos. Y aquí aparece de nuevo el ayuntamiento cangués con el que Aquagest había firmado una ampliación de contrato por 164.400 y al que acuden los investigadores

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.