Al tachu, vamos al tachu, Fermín

 

 La huerta y la aldea

-Nun hay futuro. Este país nun tien futuro, dígotelo yo

-Ni futuro, ni gobierno, ni perres, ni tan siquiera vacas….

 Estaba tomando un café. Levanté la mirada por encima del periódico y capté la entrada en el local de dos paisanos. Uno de ellos grueso, eufórico y con camisa desabrochada bajo la chaqueta, era el  primero que había hablado. El otro, delgado, con pinta de estar un tanto ausente, miraba a un lado y a otro como asustado. Se acodaron en la barra.

 -Dos cafés solos ya dos copas de coñac, pidió el más grueso resuelto y con voz bronca, a la vez que continuaba con su alegato.

-Mira que te digo Fermín: tanto medramos que ahora caemos con todo ya la host…ta siendo cojunuda. Solo piensan en pedir y pedir, en recoger y recoger, ya nunca en sembrar. ¿No te paez Fermín?

-Sí, sí, al tachu, vamus al tachu… y quedarémosnos sin pensiones, contestaba el tal Fermín no tan convencido como su compañero.

– Sin pensiones ya sin ayudas, y hasta sin pueblos nos vamos a quedar. ¿O no?

– Y sin mulleres que yes peor, señaló Fermín con una pícara sonrisa

-Vamos a ver Fermín, seguía el primero en su argumento. ¿Tu no traballaste abondo y más faciendo capillas santas ya cementerios pa muertos por estos concejos?. Pues ahora a fastidiarte ya si quieres que te entierren a pagar en condiciones. Aquí to dios cobra y abondo, no cuatro perras como anantias, no; ahora leuros y leuros. Ya si quieres coger leña, permiso y a pagar; ya si quieres levantar la pared de un prao que se ha caído, más permisos ya más pagos.

-Fermín asentía: claro, claro, claro; toa la razón, ties toa la razón

-Dígote yo, volvía el primero a la carga: Vas a matar una vaca… ya pagar, quieres matar un gocho… ya pagar. Y si te descuidas hasta por matar un pito ties que pagar. Caguntoloquesemenea. Yo desde que era joven farteme a matar gochus ya vacas matonas y facíalo bien. Ahora… tengo que pagar por ello al matadero, al veterinario, a  la ministración y la put… que me parió. ¡Que no hay futuro, nin, que no hay futuro.

-Ni presente, redondeo Fermín vaciando su copa de un solo trago.

Ya nos salvamos porque  tamos en los pueblos, ya ún así comemos mucha porquería. Tú sabes que de esto algo sabemos porque nacimos ceo y porque vivimos en la aldea ya aún así con esto de la modernidá en las huertas cada vez se echan más meaos y menos cuito, así que ya me dirás

-Ties razón, muchas de las cosas que comemos son únicamente cagadiellas de garduña, sentenció Fermín.

-¿Sabes que te digo?, dijo el de la voz cantante volviéndose a Fermín con la copa vacía en la mano: Que hay que marcharse d´este país.

-¿Ya dónde oh?

– Onde sea… pero ahora que caigo, ¿cómo nos vamos? Si hay que marchar por agua yo nun sé nadar y además ta más fría que la leche, y en un avión no me suben ni atao. Si te caes, ¿ya dónde te buscan luego pa enterrarte como Dios manda, eh? . Nena, danos otras dos copas que esto no hay quien lo arregle.

 Ante tan lúcido análisis político solo me queda decir: caramba, caramba, caramba

Comentario para Cangas del Narcea en la Onda del 4-03-13

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.