Cangas del Narcea: El arquitecto municipal apartado del servicio 18 meses. Piris señala su inocencia, se siente perseguido y anuncia querellas.

Pepe R.- Dominguez Piris
Pepe R.- Dominguez Piris

El Ayuntamiento de Cangas del Narcea ha sancionado y apartado del servicio a su arquitecto municipal, Juan Antonio Domínguez Piris, tras concluir que actúo como informante municipal en proyectos presentados por un socio suyo.

Juan Antonio, un hombre afable, educado y amigo de la poesía, lleva 32 años desempeñando la plaza de arquitecto municipal, puesto que le ha dado más de un quebradero de cabeza y abundantes pleitos y querellas. Piris ha señalado que “es obvio que voy a interponer acciones legales y, de la misma forma, pediré responsabilidades por todo lo que está pasando. Que no duden que defenderé mi buen nombre y mi profesionalidad”, aseguraba.

Según los datos municipales, Domínguez Piris es partícipe, como socio, de dos empresas. Estas empresas tienen como objetivo la actividad de ingeniería civil industrial, dedicadas a hacer proyectos, estudios, peritajes, asistencias y diversos trabajos propios de la especialidad. El gobierno considera probado que uno de los socios de Domínguez Piris en esas empresas ha presentado decenas de proyectos en el Ayuntamiento de Cangas del Narcea que han sido estudiados e informados por el arquitecto municipal. Precisamente estas  prácticas, el evaluar e informar sobre licencias de obras de un socio suyo, es lo que el Ayuntamiento considera como punible y como una de las causas legalmente señaladas para suspender el arquitecto de sus funciones.

En el periodo investigado, y siempre según las informaciones municipales, abarca desde el año 2010 al 2012, se han encontrado hasta 89 expedientes en que esto sucedió así. Domínguez Piris lleva 32 años como arquitecto municipal en Cangas del Narcea.

La resolución de sanción tomada por el alcalde, José Luis Fontaniella (PP), es firme, por lo que al arquitecto se le ha aplicado  una falta disciplinaria grave y se la apartará del servicio activo durante 18 meses. Actualmente está de baja, por lo que la condena de 18 meses no se podrá aplicar hasta que reciba el alta y se reincorpore al trabajo. Algo que no sucederá, de cumplirse la sanción, porque el arquitecto alcanzará la edad de jubilación en pleno periodo de sanción.

Esta sanción es administrativa y no judicial, por lo que Domínguez Piris acudirá al contencioso-administrativo para evitar la sanción. A  este respecto señala  que “las decisiones firmes sólo las puede tomar un juez”. Va aún más allá y aclara que  “este proceso en una acción orquestada dentro del propio equipo de gobierno y es lamentable que se den tanta prisa en desprestigiar a un profesional, pero como dijo Zorrilla en el Don Juan, pagarán caros sus gritos. Cuanto más griten más estocadas se les van a meter”. Todo ello, continúa  e consecuencia de que “me consideran  un estorbo para determinadas personas. Esto es un acoso, una injusticia”. También se lamentó que se hayan enterado antes los medios que el Pleno municipal de la sanción impuesta: “Es triste que el consistorio, los propios concejales electos, se tengan que enterar de lo sucedido por la prensa”.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.