El TSJA declara nulo los despidos de Alonso en Cerredo y este presentará un nuevo ERE el lunes

Explotación de Cerredo
Explotación de Cerredo

 El Tribunal Superior de Justicia de Asturias ha declarado nuloel despido colectivo de 169 mineros de Cerredo que se hizo efectivo el pasado 8 de marzo, según ha informado CCOO a través de una nota de prensa.

La sentencia, contra la que cabe recurso de casación, recoge la obligación de Coto Minero Cantábrico (CMC) de readmitir a los trabajadores, así como el abono de los salarios dejados de percibir. El colectivo de despedidos prestaba servicio en el interior del grupo minero Cerredo, en los centros de trabajo de Degaña y Tormaleo.

El fallo judicial obliga a la empresa Coto Minero a la readmisión de los 169 trabajadores despedidos, así como al abono de los salarios que estos dejaron de percibir.

Este varapalo judicial al empresario leonés se suma a los recibidos en los litigios por el despido de los trabajadores de sus explotaciones en León, que también se han resuelto en su contra.

El Grupo Alonso aún tiene otra sentencia pendiente por el despido masivo de mineros, referida a la explotación de la empresa Unión Minera del Norte (Uminsa) en Pilotuerto (Tineo), que se espera en breve y que, previsiblemente, también declarará nulos los despidos.

De todas formas esta sentencia únicamente viene a representar un trámite burocrático más por cuanto la situación sigue talmente estancada. Al igual que ya hiciera en las explotaciones de León presentando un nuevo ERE, hará lo mismo en Cerredo mañana, lunes.

Los mineros de Cerredo fueron despedidos el pasado 8 de marzo y sus compañeros se pusieron en huelga ese mismo día. A esos trabajadores se les adeuda el salario desde finales del año pasado. Ante este conflicto, la situación económica y social en los concejos de la cuenca minera del suroccidente asturiano y de Laciana (León) se está volviendo insostenible.

Los sindicatos denunciaron la ilegalidad del proceso llevado a cabo por la empresa de Victorino Alonso. Los motivos que se esgrimen es que ya existía un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal con las mismas causas sobre las que luego se aplicó la extinción de empleo general. Además, la reducción de la producción de carbón subsidiado ha sido en 2012 del 13,51 por ciento, lejos del 35 por ciento que sostenía la empresa, según los sindicatos y la justicia.

    Desde el inicio del conflicto la Federación de Industria de CCOO de Asturias se ha posicionado en contra del expediente de extinción por considerarlo precipitado. Considera que la empresa acudió a la negociación con “chantaje y la coacción“, toda vez que su propuesta para la retirada del expediente de despido pasaba por la reducción en un 40% del salario y del resto de las condiciones laborales.

    La Federación de Industria de CCOO siempre sostuvo  que no existía causa justificada para el despido colectivo, dado que al inicio del periodo de consultas ya se encontraba en vigor un expediente de suspensión temporal por las mismas causas.

   Así, exigen a la dirección del grupo CMC  la aplicación inmediata  de la  sentencia  y la normalización de la actividad en sus centros de trabajo

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.