Cangas del Narcea- Y las barandillas siguen sin moverse

DSC_2901

“Las barandillas del puente se menean cuando paso; de ti solita me acuerdo, de las demás no hago caso. Hay remolona….”

 ¿Recuerdan? Lo publicamos el pasado día cinco y ahora, de nuevo cobra actualidad. Decíamos entonces que los vecinos se temían que el puente no estaría listo ni para las Fiestas del Carmen. Todo apunta a que tenían razón. ¿La culpa? Pues ahora parece ser que es de unos tornillos.

Este es el problema con que se ha encontrado la empresa encargada de realizar los trabajos: los tornillos de sujeción de los tensores, los cables que aseguran el tablero,  presentan un estado lamentable de oxidación y, por lo tanto, son inútiles. Eso hace que haya que revisar todo el proyecto de la obra y buscar una solución a este nuevo inconveniente pues, en caso contrario, aseguran, se correría el riesgo de que rompiese algún cable, con el consiguiente peligro para los usuarios.

La obra de este puente absolutamente imprescindible para el día a día de muchos vecinos ha vuelto a sufrir un nuevo revés que hará que permanezca cerrado al tránsito de manera indefinida. La empresa encargada de realizar los trabajos se ha encontrado con un nuevo problema, concretamente con unos tornillos de sujeción de los tensores, los cables que aseguran el tablero, que presentan un estado lamentable de oxidación y, por lo tanto, son inútiles. Eso hace que haya que revisar el proyecto de la obra y poner solución a este inconveniente pues, en caso contrario, se correría el riesgo de que rompiese algún cable, con el consiguiente peligro para los usuarios.

El Ayuntamiento ha informado que está a la espera de que el equipo técnico municipal elabore un informe detallando la situación. Elaborado este  informe se estudiarán las diferentes alternativas y es entonces cuando el equipo de gobierno habrá de valorar si es mejor ampliar el proyecto actual o si conviene realizar uno nuevo.

Y aquí surgen nuevos problemas: la búsqueda de financiación  y la urgencia de encontrar la misma, pues el retraso de esta obra afecta a gran parte de los vecinos de la villa.

El alcalde cangués, José Luis Fontaniella, apunta directamente al arquitecto titular como responsable cuando asegura que “este proyecto viene retrasado por decisiones personales del arquitecto municipal y ahora nos encontramos con esto, que no se podía prever. La obra ya estaba prácticamente concluida, pero no se pueden dejar esos tornillos así porque sería peligroso. Nadie se esperaba encontrar esto porque esta obra era para cambiar las losas y pintar el cableado”. El alcalde es consciente de los problemas que está causando que el puente colgante esté cerrado desde marzo. “Tengo muchas ganas de que se acabe, por supuesto, por la gente del Fuejo, para que sufra lo menos posible, que ya lo está sufriendo bastante”.

Desde IU y el PSOE se ha criticado duramente esta situación a la que han calificado de “chapuza”

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.