Desprendimiento en Clarín: Como éramos pocos…. a la calle todos

 

argallo jpg.

Ayer escribíamos en esta página que el alcalde de Cangas del Narcea, José Luis Fontaniella había señalado que el citado desprendimiento era un “asunto privado”, ocurrido en terrenos privados y que el ayuntamiento buscaría ayudas para su arreglo en las administraciones regionales. El presupuesto: 700.000 euros

El Ayuntamiento de Cangas ya ha comunicado a los interesados que no se puede hacer cargo de un problema que se considera de índole privada. Los terrenos que se mueven pertenecen a los dueños de los chalés y, en teoría, correspondería a ellos encargarse del arreglo.

Un informe realizado por una empresa externa y corroborado por técnicos del 112 Asturias, e emitido ayer por la Consejería de Presidencia, aconseja evacuar los portales 9, 13 y 15 de la calle Clarín de Cangas del Narcea debido al riesgo de que se reproduzca el argayo que el pasado mes de enero obligó a sacar de sus casas a los vecinos del número 11. El desprendimiento está situado entre la parte trasera de la calle Clarín y los chalés de la calle Santa Bárbara.

Estos vecinos, que vivían en su mayoría en régimen de alquiler, llevan sin poder entrar en sus casas cinco meses y su situación, lejos de mejorar, empeora. La evacuación ahora de otros tres edificios supondría movilizar a más de treinta y cinco familias, en total unas ciento cuarenta personas.

La Delegación del Gobierno, así como la Consejería de Presidencia, organismos a los que el Ayuntamiento acudió en busca de auxilio, tampoco pueden acometer una actuación de este tipo pero, por una cuestión de seguridad ciudadana, sí pueden ordenar el desalojo de los edificios y, según  los vecinos, eso está muy cerca de pasar.

Emilio Arbas, uno de los propietarios afectados señalaba que “si es sólo una recomendación, por supuesto que no nos vamos. Yo tengo la misma sensación de peligro ahora que hace cuatro años cuando empezamos a decir que la situación del talud no era normal”. No obstante reconocía que los vecinos se sentían asustados y agregaba “si el informe sirviera para arreglar el problema, podría seguir durmiendo asustado otros tres o cuatro años sin problemas, pero sabiendo que se iba a arreglar. Nuestro miedo es que nos desalojen y no sirva para nada”. Y agrega “la mayor parte de los propietarios está aún pagando la hipoteca y ahora nos tendríamos que plantear ir de alquiler a otro sitio con un nuevo gasto”.

José Manuel López, otro de los vecinos, explica: “Nos han dicho que la escala de riesgo va desde el 0 -riesgo máximo- hasta el 3, y nosotros estamos en el 0,3, casi en el riesgo absoluto».

Para los vecinos de estos portales quien debería arreglar la situación es el constructor que se encargó de hacer tanto los edificios de la calle Clarín como los chalés de la calle Santa Bárbara: construcciones Adralés. “Creemos que el responsable es Adralés y los organismos que le permitieron hacer esto”, subrayan.

También tienen miedo de que lo único que quede para poder arreglar el problema es acudir a la vía judicial y apuntan como solución que lo arreglase la administración y luego se depurasen las responsabilidades que fuesen necesarias.”Sabemos que si nos metemos en juzgados esto va para muy largo, eso no lo quiere nadie”, apunta Javier Álvarez.

Y entre desesperaciones y cabreos aún se permiten una nota de humor, aunque negro en este caso al  apuntar que “ahora que abren el parador de Corias seguro que nos realojan allí durante el tiempo que nos echen de nuestras casas”.

 

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.