Cangas del Narcea: Revilla entusiasma en la Librería Treito


1012999_490002241077530_339083001_n[1]

Miguel Ángel Revilla es todo un espectáculo de masas y harto popular. Así lo demostró en Cangas del Narcea donde comenzó  a firmar libros a las seis  y media de la tarde y terminó cerca de las nueve. Eso sí hubo un interrupción para presentar el mismo.

Revilla, de pie y micrófono en mano, hizo las delicias de los presentes que abarrotaban la librería Treito e incluso siguieron la intervención desde el exterior por medio de una pantalla de televisión y un altavoz.

A su paso por las calles no paró de recibir abrazos y hubo de hacerse cientos de fotos dentro y fuera de la librería.

Fui presentador del autor de “Nadie es más que nadie” y como tal acudí a una cena celebrada posteriormente, cena en la Revilla no paró de contar anécdotas, vivencias y chascarrillos e incluso terminó la jornada cantando una habanera cántabra, aunque no logró lo hiciese el tenor cangués Joaquín Pixan que también se encontraba allí.

El expresidentes cántabro señalaba a los medios que “la gente me entiende. Hablo de cosas que viven y han encontrado en este libro explicaciones que no encuentran en el discurso oficial de los políticos”. El cariño de la gente es lo más gratificante que me ha ocurrido en mi vida, aseguró mientras confirmaba que ya tiene en la cabeza su segundo libro, ‘La jungla de los listos’. Una continuación del primero, “donde voy a poner a cada uno en su sitio”. Y todo ello a la vez que se prepara para optar de nuevo a la presidencia de Cantabria: “No voy a tirar la toalla, porque tengo un compromiso con mi tierra y no me voy a jubilar nunca”.

 

Les transcribo seguidamente mi intervención en el acto para que conozcan en síntesis la vida de Miguel Ángel Revilla y especialmente su infancia

969340_143736572491693_1494261406_n

 “Buenas tardes, bienvenidos. Toño, Ángeles,  bien hallados una vez más en este vuestro loable empeño en pro de la cultura y de las letras y en el que tan eficazmente colabora Caja Rural.

Tenemos hoy con nosotros a  Miguel Ángel Revilla,(señor Revilla bienvenido) autor del libro que se presenta “Nadie es más que nadie” y a Joaquín Fernández, en su condición de presidente de la Asociación Cultural  Amigos de San Tiso y Llamas.

Para todos los que nacimos en la década de los cuarenta, e incluso en la primera mitad de los cincuenta, es fácil comprender la infancia de Miguel Ángel. Una época de postguerra, racionamiento y hambres. Él dice que era un niño privilegiadazo allá en el apartado valle de Poblaciones, en Cantabria, porque su madre era maestra. Maestra en los años en que se acuñó la frase que había de definir una profesión durante al menos otras tres décadas más: “pasas más hambre que un maestro de escuela”. Como sería la situación cuando aquel niño consideraba que eso era un privilegio.  Poblaciones agrupaba entonces nueve núcleos de población y unos 2.000 habitantes, hoy ni siquiera llegan a 200, todo un paralelismo con lo que ocurre también en estas tierras. No había puertas ni tabiques, todo era de todos, dice el autor. Y dice también que allí aprendió “solidaridad”.

Al niño estudioso de la etapa escolar, a aquel niño buenuco y empollón que reunía cualidades para estudiar, algo que certificó el propio obispo de la diócesis, aquel Miguel Ángel al que le entusiasmaban el campo y los animales, aquel niño que fue pastor y al que los lobos jugaron una mala pasada, lo tuvo difícil, muy difícil cuando, ya en Santander, estudió el bachillerato. Lo sacó a trompicones y repitiendo y hubo de sufrir desprecios y motes denigrantes.

En contra del criterio de sus padres, que querían que fuese maestro, decidió estudiar Ciencias Económicas en Bilbao. El problema era económico, no había dinero para ello. Resuelto, Revilla pacta con sus padres el envío de 500 pesetas (3 euros) mensuales, del resto se encargaría él. Y allí aparece el estudiante brillante y destacado y sus iniciales incursiones en política a través del Sindicato Español Universitario. También el trabajador. En los meses de verano y vacaciones trabajó en montaje de tiendas y bibliotecas, camarero en bodas y encuestador por toda España. Aunque en su libro nos cuenta como el mejor negocio lo hizo con un sastre que se dedicaba a hacer trajes militares para los de la Milicias Universitarias y que le daba 100 pesetas por cada cliente y su traje gratis. Le llevó más de 200 por le que ingresó 20.000 pesetas, todo un capital para la época

Acabó la carrera en plazo y cursó el doctorado en Ciencias Económicas y los  cursos  de diplomado en banca, bolsa y marketing.

En 1974 trabaja en el Banco Atlántico en Torrelavega y daba clases en la Escuela Superior de Dirección de Empresas. En diciembre del 75, con la muerte de Franco comienza a reclamar el nombre de Cantabria y la autonomía para la entonces provincia de Santander, lo que le acarrea más de un problema. Para concienciar a sus paisanos recorre todos sus pueblos y en el 76 crea la Asociación para la Defensa de los Intereses de Cantabria. En octubre del 78 funda el Partido Regionalista de Cantabria con el que concurre a las elecciones del 79, y en diciembre del 81 consiguen la autonomía y la recuperación del nombre de Cantabria. En 1983, contra pronóstico y a su pesar, le convencen para que se presente  a las elecciones sacando dos diputados; al triunfo político le sucede la merma de sus ingresos pues ha de dejar el banco. Revilla se vuelca por completo en la política de Cantabria.

El 27 de octubre de 2003, con el apoyo del PSOE, es elegido presidente de Cantabria mandato que duró dos legislaturas. Con total humildad pasó después a ser diputado de la oposición.

Y no, no se me olvida, uno de sus títulos más importantes, el de embajador del Vino de las Tierras de Cangas desde que la Asociación Local de hostelería le concedió la cepa de oro en el 2010”

945693_4827660979433_304565365_n[1]

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.