Cangas del Narcea. Sigue sin abordarse el principal problema del desprendimiento de Clarín: quién debe pagar un millón de euros para su estabilización

 

R. Agudín. Un momento de la reunión
R. Agudín. Un momento de la reunión

Lo decíamos aquí no ha muchos días. Todo el problema generado en torno al desprendimiento habido en la calle Clarín, de Cangas del Narcea, gira en torno a un solo y gran problema. ¿Quién debe pagar los gastos originados y la necesaria y complicada reparación y estabilización?

Ha habido una nueva reunión entre los responsables municipales y los afectados y todo sigue en el aire. Según los vecinos, ni fechas para abordar el apuntalamiento del argayo, ni para la vuelta a casa de las familias desalojadas ni atisbos de solución.

Según el alcalde hubo una reunión con técnicos de la Consejería de Hacienda y éstos  acudieron a Cangas para inspeccionar la zona y “nos han pedido más información de carácter técnico”. O sea estamos como estábamos.

El concejal de Urbanismo, José Ramón Puerto, indicó que los técnicos creen que el coste de la reparación no será inferior al presupuestado, que se aproxima al millón de euros». El alcalde aseguró que el Ayuntamiento no podrá asumir todos los costes. ¿Se desprende de ello que asumirá parte de él?, ¿Quién pagará el resto?. Antes de que el ayuntamiento se meta en un lio legal ¿está seguro de que se pueden invertir dineros públicos en propiedades privadas como son los terrenos afectados por el desprendimiento?

El Alcalde no se atrevió a dar fechas para el inicio del apuntalamiento del argayo. “Casi prefiero que no se marquen fechas”, dijo, “lo que quiero es que haya celeridad en todos los procedimientos”. Señaló que las obras durarán dos o tres meses y que durante al menos un mes los vecinos deberán permanecer fuera de sus casas hasta que la zona alta del talud se asegure.

Mientras se sigue debatiendo si son galgos o podencos, el argayo continúa avanzando y la caída de rocas no ha cesado durante los últimos días, a pesar de que el tiempo a lo largo del mes de julio ha sido seco.

Los vecinos mostraron su indignación por la lentitud con la que se está abordando el problema ya que siete meses después del desprendimiento, los del portal 11,continúan aún  desalojados y anuncian que “se van a emprender acciones legales para buscar al culpable del desprendimiento”.

Si lo hay ¿ No sería éste el que tendría que pagar los daños y arreglos?

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.