Hoy, lunes, un juzgado de Madrid liquida la empresa Coto Minero y con ello las explotaciones de Cerredo y Tormaleo

No hace aún mucho tiempo, cuando el empresario Victorino Alonso, escoltado por políticos y sindicalistas de pro, presumía de inversiones de futuro en las inauguraciones de las explotaciones de Cerredo y Pilotuerto, todos nos felicitábamos y le felicitábamos. El futuro de la comarca quedaba asegurado por un montón de años con la apertura de los nuevos planos y la modernidad de sus nuevos sistemas. El que esto escribe, con otros compañeros e invitados, accedimos a los más avanzados puntos de la galería de las explotaciones ¡en autobús!. ¿Quién iba a dudar de su viabilidad con unas inversiones ( gran parte de ellas públicas) tan importantes?. Algo huele a podrido, no en Dinamarca, sino en Coto Minero.

Manifestación minera en Cangas
Manifestación minera en Cangas

Hoy, lunes 16 de septiembre, el juez liquidará Coto Minero Cantábrico (CMC), propiedad del empresario leonés Victorino Alonso, después de que empresa y trabajadores no lograran llegar a un acuerdo laboral para seguir adelante en el proceso concursal en que está inmersa desde julio. Será el titular del juzgado de lo Mercantil número cinco de Madrid el que adopte la decisión de liquidar definitivamente la que hasta ahora era la segunda compañía minera más importante del país.

La desaparición de CMC dejará en la calle a los casi 400 empleados de la empresa, además de a un millar de trabajadores de las subcontratas que trabajan para la compañía del grupo Alonso, que cuenta con el mayor volumen de su plantilla en las explotaciones asturianas de Tormaleo, Ibias, y Cerredo, donde trabajan algo más de 200 mineros. Estas minas, que recibieron importantes inversiones, siempre partieron como las mejor colocadas para ser rentables a partir de 2018 cuando las compañías mineras dejen de ser subvencionadas.

En un principio y tras múltiples vicisitudes, paros y protestas, los administradores concursales del proceso y los sindicatos habían llegado a un acuerdo sobre el nuevo plan laboral para salvar la compañía, pero la empresa no lo aceptó al considerar que era insuficiente.

El pasado sábado empresa y sindicatos volvieron a reunirse a petición de los administradores concursales sin que se produjera acuerdo alguno. La empresa propuso un recorte salarial del 15%, un incremento en 50 minutos de la jornada, la eliminación del transporte, la congelación salarial en los años 2014 y 2015 y la penalización del absentismo a partir del 8,5%, unas condiciones que distaban mucho de las últimas ofertas realizadas. El presidente del comité de empresa de CMC, Luis María Fernández, acusó al grupo Alonso de “no querer alcanzar acuerdo alguno” y habló de “intereses ocultos para propiciar la liquidación de la compañía”.

Foto Europa Press
Foto Europa Press

Fue la última oportunidad de acuerdo porque el juez ya había advertido de que hoy debía adoptar una solución y que sería de liquidación en el caso de que no se llegara a acuerdos en el plan laboral.

Ayer, los trabajadores de CMC votaron mayoritariamente, en tres asambleas celebradas en Cerredo, Villablino y Ponferrada, en contra del acuerdo que les planteó la empresa.  Ahora los trabajadores esperan acontecimientos ya que la liquidación de la compañía supondrá, entre otras cosas, que los administradores concursales se pongan al frente de la empresa y procedan a la subasta de la misma ya que Victorino Alonso había dado  carpetazo definitivo a CMC con la presentación ante el juzgado de la solicitud de liquidación de la compañía.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.