CANGAS DEL NARCEA. La muerte de Benjamín Rodríguez Conde. Un accidente y un cúmulo de negativas circunstancias

Foto Lidia Á.
Foto Lidia Á.

 Se temía lo peor y se cumplió. Ayer lunes, en torno a las dos de la tarde, un vecino de Soto de Cibuyo, encontraba el cuerpo sin vida de Benjamín Rodríguez Conde, de 33 años y natural de Cangas del Narcea. En la tarde del domingo había salido a hacer una ruta con el quad y desde entonces se desconocía su paradero. La voz de alarma la dio su jefe después de que ayer se no se presentase en su puesto de trabajo como camionero en una empresa subcontratada por la minera Carbonar.

José Vidal, presidente del club de 4×4 Saltasucos de Cangas, explicaba a los medios que el domingo Benjamín acompañó a su esposa, Ana Belén, a Oviedo, desde donde partía hacia Madrid de donde era originaria al disponer de unos días de vacaciones. Después regresó a Cangas, “y la llamó para decirle que salía a dar una vuelta en quad”. Precisamente la ausencia de su mujer hizo que su ausencia, una vez anochecido, no fuese notada. En torno a las cinco de l atarde, repostó en la gasolinera a la entrada de la villa y a partir de ahí se le perdió la pista.

Desde primera hora de la mañana, efectivos de la Guardia Civil, del Grupo de Montaña de Mieres, de Protección Civil, Policía Local y Bomberos de Asturias, así como vecinos, amigos y familiares, participaron en el operativo de búsqueda. También los aficionados al quad y los miembros del club Saltasucos se movilizaron de inmediato para colaborar en las tareas. Precisamente, en la reunión previa para organizarse, en el recinto ferial de la Hmera, poco antes de las dos de la tarde, se enteraron del fatal desenlace.

Foto Lidia Á.
Foto Lidia Á.

El cuerpo apareció a unos dos kilómetros del pueblo de El Pládano, en la parroquia de Berguño, en una zona de difícil acceso a la que se llega por una estrecha pista forestal.

Su muerte  ha conmocionado a toda el concejo tanto por como se desarrolla y el hecho de pertenecer a una familia muy querida en la capital del concejo, sobre todo en el Barrio Nuevo y las especiales circunstancias en que se produjo el fallecimiento tras una larga desaparición.

Pepe Rodríguez, corresponsal de La Nueva España y conocedor del terreno en el que se desarrollaron los hechos,  relata así lo sucedido:

Benjamín
Benjamín

“Rodríguez Conde salió a dar una vuelta con su quad en torno a las cinco de la tarde del domingo. Los vecinos del pueblo de El Pládano, a poco más de diez kilómetros de Cangas, lo vieron pasar por la pista vieja, la que conduce hasta el “Camín Real” de la sierra del Pando, también conocido como “Ruta de las Ermitas”. Desde ese momento no se volvió a saber de él.

Ayer por la mañana le echaron a faltar en la empresa donde trabajaba, Contratas del Narcea, y dieron aviso a las autoridades cuando comprobaron que nadie sabía donde estaba. Se da la circunstancia de que la novia de Benjamín Rodríguez, con la que vivía desde hacía varios años, se fue a Madrid, de donde era oriunda, el pasado sábado, ya que tenía unos días de vacaciones. El trabajo de la novia de Benjamín Rodríguez, en una muy conocida tienda del centro de Cangas del Narcea, la zapatería Marian Vaquero, también añadió dramatismo social al suceso, pues la mayoría de los cangueses había tratado con ambos en alguna ocasión.

La búsqueda comenzó de inmediato, con la Guardia Civil, Protección Civil y Bomberos de Asturias implicados. Este último cuerpo vivió su trabajo con especial tensión pues se da la circunstancia de que uno de los tres hermanos de Benjamín Rodríguez, que ayer asistía a un curso en Málaga, es bombero y compañero de los profesionales encargados de la búsqueda.

Apenas se hablaba de otra cosa en Cangas. Un vecino de Soto de Cibuyo, al lado de El Pládano, recordó haber visto el quad de Benjamín subir por la pista el domingo, así que cogió su propio quad y preguntó a los vecinos de la aldea si lo habían visto pasar. Tras varias respuestas afirmativas, llegó hasta la zona conocida como el monte del Barrazal y allí se encontró con el cuerpo del joven en el lugar donde tuvo el accidente. Era alrededor de la una de la tarde. Benjamín Rodríguez Conde había caído por un terraplén de unos diez metros, plantado con castaños”.

 


.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Un comentario en “CANGAS DEL NARCEA. La muerte de Benjamín Rodríguez Conde. Un accidente y un cúmulo de negativas circunstancias

  • el 13 noviembre, 2013 a las 11:48
    Permalink

    Mi mas sentido pesame a la familia y a sus seres querido q a sido una gran persona con todo el mundo

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.