Lulo Menal: De Larna a Tejas con billete de vuelta

Portada_Aventuras_De_Manulo_Menal jpgCuando a uno le hacen responsable de algo suelen venir mal dadas. No es mi caso. Me han responsabilizado de una decisión, pero esta ocasión me siento orgulloso de ello. Carlos Rodríguez Duque, joven madrileño con raíces cacereñas y de Larna, como mis hijos, asegura en una entrevista publicada en La Nueva España que yo soy el responsable de su dedicación a la Literatura y de la aparición de su primer libro: Manulo Menal. Para alguien que se ha dedicado a la enseñanza y el periodismo, esta afirmación es todo un orgullo. Algo debí hacer bien

Manuel Fernández Pasarón, el personaje de Carlos, es natural de la aldea de Larna, en Cangas del Narcea, y  es más conocido como Manulo Menal. Para mí que es hijo de Xuan, otro personaje de Larna que protagonizó múltiples aventura en las páginas de La Maniega en los años de la transición y hasta bien entrados los 90. Xuan, en compañía de su amigo Pasquín, solía bajar a Cangas en ferias y otras grandes ocasiones y los dos pontificaban y opinaban sobre todo los que ocurría por aquellos años en el concejo. Hasta acudió al “Tres Peniques”, una casa de leonicidio que, en aquellos años de bonanza económica, fue tomada como un bar normal por unos y otros. En aquella ocasión también fue Neto quien dejó constancia gráfica de la visita como hace ahora con Manulo. Pues bien, el fío ha dejado pequeño al pá

Manulo Menal ya está en las  librerías. En el papel no solo quedan plasmadas las divertidas peripecias de su vida en Cangas del Narcea y otros múltiples lugares, sino que este personaje cobra imagen gracias a las veinticinco ilustraciones del cangués Neto. Y es que Carlos Rodríguez pasó sus veranos de infancia en Larna, y eso forjó su personalidad: “Pasé todas las vacaciones estivales y todas las Semanas Santas de mi vida en Larna, excepto un verano que lo pasé en el pueblo de mi madre, en Cáceres”, explica. Estudió Filología Inglesa en la Universidad Complutense de Madrid y en el año 2005, harto de la rutina que presidía su vida, decidió irse a Estados Unidos. Acabó en Houston, donde vive desde entonces.

La primera edición de la novela, editada por Calecha Ediciones,  se halla ya en las librerías asturianas y una  librería en Madrid. Carlos dice tener la sensación de que “el boca a boca va a funcionar muy bien y quizá los pedidos por Internet hagan llegar la palabra de Manulo a lugares más recónditos”. “Manulo Menal es un hombre sin maldad, pero con una astucia pícara, resultado de una vida dura y áspera, donde nada le fue regalado. Tiene sus defectillos,  pero a diferencia de la mayoría, él no se avergüenza de ellos. A pesar de que cada capítulo es casi una tragedia de baja intensidad, no hay desgracia capaz de derrotarle. Para dolor suyo y deleite del lector, le embarcan en unos líos de los que luego no hay salida posible, más que por la puerta de atrás y con el rabo entre las patas”.

Preguntado si, ahora que se hablaba tanto de independencia, era partidario de declarar la república independiente de Larna, Lulo respondió:

 “Ese tema ye peliagudo, yá una vez hablé de etso en la arradio (sí, sí, na emisora, en Onda Acero en Cangas, ¿qué crees?)

Yo pa mí que ye mejor dejar tou como está, los que tan gobernando yá tienen la barriga chena, si vienen outros vendrán afamiaos ya, a según van las cosas, mi alma, nos vacían hasta las paneras. Ya luego empezarán a querer cambiar también los límites colindantes de las fincas todas, así que… ¡No, no! ¡Déjate en paz! Menudos comedores…

De mi crónica el lunes, día 18, en Onda Cero Radio

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.