CANGAS DEL NARCEA.- Los carbones que se llevó el viento, devolvieron las aguas, se perdieron por el camino de lo penal y se buscan por el de lo civil

 

 MONTAÑA DE CARBÓN DE LA HULLERA VASCO LEONESA

¿Se acuerdan ustedes del juego con que los trileros engañaban a los incautos?. Nunca acertaba nadie bajo que cubilete estaba la bola. Siempre ganaban ellos. Pues a esos recuerdos me ha remitido el caso de la desaparición de más de medio millón de toneladas de carbón entre las instalaciones de Alonso y HUNOSA o HUNOSA y Alonso.

Menos mal que nuestra despolitizada justicia lo arregló todo de un plumazo. Eso sí envuelto en ese su particular lenguaje ideado para que de sus resoluciones se entere el menor número posible de gente. Algo así como hacían antiguamente en los mercados los ferreiros, xarreiros, botijeros o tixileiros, ente otros, de forma que nadie ajeno a la profesión se enterase de lo que hablaban.

Conclusión que un torpe como yo deduce del “argumentario” de unos y otros:

Dice la juez que se acuerda el sobreseimiento de la causa porque no han sido suficientemente acreditados los hechos denunciados por HUNOSA, es decir si falta o no falta el carbón, si hay o no estafa y si Alonso lo había sido revendido o no. Eso sí, esto es por el procedimiento penal, que hay que volver a mirar todo el asunto por el procedimiento civil ya que a lo mejor por esta vía si falta el carbón que ahora no se acredita si falta; total solo son medio millón de toneladas. Sí, ya se que esta es mi simplista interpretación y también sé que si en ello entran abogados, notarios, jueces, registradores, procuradores y secretarios judiciales son capaces de demostrar que todo lo que es, no es; y lo que no es, es. O que el carbón está pero a la vez no está.

ccarbons1

 Relato simple de la situación:

 *La juez de Cangas del Narcea, Nuria Álvarez Posada, ha sobreseído la causa contra el empresario minero Victorino Alonso tras la denuncia que interpuso Hunosa por la supuesta desaparición de más de medio millón de toneladas de mineral del Almacén Estratégico Temporal de Carbón  Según denunció la empresa pública, el carbón que las empresas del empresario leonés tenían que tener guardado habría sido revendido, por lo que Alonso se estaría lucrando por duplicado: primero cobrando de Hunosa por almacenar ese carbón y, luego, con la venta del mismo a un tercero.

*La juez emite un auto en el que señala que procede acordar el sobreseimiento provisional de las diligencias presentadas porque no concurren los elementos necesarios para que los hechos puedan ser considerados como una presunta estafa y porque no han sido “debidamente acreditados” los hechos denunciados por Hunosa.
*El auto sí que señala que queda abierta la reclamación por la vía civil para Hunosa dado que el mineral repuesto en el AETC para cubrir el desfase denunciado por la hullera pública no tiene las características de carbón térmico.
*El auto deja bien claro que un primer informe detectó la falta de mineral y que otro posterior, elaborado curiosamente por la misma perito, Estefanía Díaz, estableció que con los nuevos carbones puestos a disposición del AETC por parte de UMINSA y CMC quedaría cubierto el déficit de carbón detectado.
*Hunosa han señalado tras conocer el auto que el déficit de carbón quedó perfectamente acreditado y que el hecho de que posteriormente las empresas querelladas pusieran otros carbones a disposición del AETC no corrige la actuación, a su entender, ilícita.
*Las mismas fuentes han señalado que el auto dice claramente que el carbón repuesto no es mineral térmico, o lo que es lo mismo, no es el mineral comprado por Hunosa y por el cual pagaba el alquiler.
*Asimismo, han afirmado que la interposición de esta querella es lo que ha originado que UMINSA y CMC hayan puesto a disposición del AETC más de 600.000 toneladas de nuevos carbones.
*Desde la empresa minera han recordado también que es curioso que cuando Hunosa presentó esta querella, desde el Grupo Victorino Alonso se dijese que el carbón que faltaba se lo había llevado el agua y el viento y que ahora no falte ni una sola tonelada.
*Un primer informe pericial había detectado la falta de 577.924 toneladas de carbón térmico, pero un segundo informe hecho por la mismo perito señalaba que no podía hablarse de desfase.
*Hunosa ya ha presentado el recurso de reforma contra el auto de la titular del Juzgado de Instrucción de Cangas del Narcea por el que se acuerda el sobreseimiento provisional de la querella formulada por la empresa estatal minera contra Victorino Alonso y las empresas Uminsa y Coto Minero Cantábrico por la desaparición parcial de carbón *Fuentes de la empresa estatal señalaron que Hunosa presenta este recurso porque sigue convencida de que hay indicios “más que evidentes” de la comisión de los delitos de estafa, apropiación indebida y falsedad documental.

carbones*A juicio de la empresa estatal, el auto de la titular del Juzgado de Instrucción de Cangas del Narcea “deja patente” como inicialmente la perito Estefanía Díaz González,  reconoce incluso el desfase de más de 570.000 toneladas de carbón del AETC. Asimismo “también corrobora” que los carbones puestos a disposición del AETC luego por Victorino Alonso no reúnen las características que tiene el carbón que forma parte del AETC que gestiona Hunosa por mandato del Gobierno central.

*La primera utilidad que ha tenido la interposición de la querella, a juicio de Hunosa, ha sido el que hayan aparecido unos carbones que hasta que se puso la querella se daban por desaparecidos. Así, destacan que el argumento esgrimido públicamente por Victorino Alonso hasta el momento en que se presentó la querella era que los carbones que faltaban se los había llevado la lluvia y el viento, “manifestaciones estas notificadas por escrito a Hunosa y por el propio Grupo Alonso.

*La perito Estefanía Díaz, que elaboró el primer informe en el que se basó Hunosa para presentar la denuncia y que hablaba de la falta de ese medio millón de toneladas, fue la misma que realizó un segundo informe en el que se indicaba que no cabía hablar de desfase de carbón si se tenían en cuenta todos los depósitos de mineral y no sólo el de la empresa pública.

*Coto Minero ha declarado: “Ni estafa, ni apropiación indebida, ni falsedad en documento mercantil, ni tan siquiera indicios de estos delitos, han encontrado el juez y el ministerio fiscal”.

*El grupo Alonso encuadra la denuncia en la actitud del gobierno central contra ellos: “Con la acusación en la vía penal, anunciada a bombo y platillo por su presidenta (la de Hunosa) en rueda de prensa, se consiguió crear un “estado de opinión” adecuado para favorecer la denegación de 50 millones de euros en ayudas de 2012 a ambas empresas (las dos mayores de España en aquel momento), provocando la situación concursal en que se hayan inmersas”.

 Saque usted, amigo lector, sus propias conclusiones.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.