Dos tinetenses expertos en limpiar cepillos, no ropa con los cepillos

 

tineo

Estos dos tinetenses no iban precisamente de rezos a las capillas del occidente astur, ni siquiera de romerías o cumplir alguna promesa. No. Sus intereses eran mucho más prosaicos: hacerse con las recaudaciones de los cepillos o a lo que bien hubiere.

Desde hace tiempo, las capillas del occidente venían sufriendo una ola de robos que venían correspondiendo todos a un método muy parecido: forzar una ventana, entrar y limpiar el cepillo que no el polvo de los  altares. De paso algún destrozo que otro.

Pues bien ya hay responsables de estos delitos. La Guardia Civil de Pravia ha detenido a dos vecinos de Tineo de 21 y 39 años como supuestos autores del asalto a 39 de estos pequeños templos, en los que habrían causado además importantes daños. Los centros religiosos esquilmados por ambos hombres se encuentran en los concejos de Pravia, Tineo, Salas, Valdés y Belmonte de Miranda. Todos ellos tienen un denominador común: se encontraban alejados de núcleos urbanos. Una circunstancia que facilitó los asaltos.

Los robos en las capillas del occidente asturiano se habían convertido en un auténtico problema para los vecinos de las pequeña aldeas de estos.Los robos se iniciaron hacie el mes de junio del pasado año. Según señala la Guardia Civil, los ladrones iban a por el dinero del cepillo en primer lugar; y, lo que es peor, causaban daños en las capillas para acceder a ellas. Algunos concejos se vieron especialmente golpeados, como Salas, donde tres capillas y cuatro iglesias sufrieron sustracciones, según denunció el párroco. Los agentes de la Guardia Civil calculan que el monto del dinero sustraído de los cepillos supera los 4.000 euros.

capillaA raíz de estos hechos, el equipo de investigación de la Compañía de Pravia (ECO), en colaboración con otras unidades del Occidente, abrió una investigación para dar con los autores.

Finalmente se pudo reducir el círculo de sospechosos hasta la detención de los dos tinetenses antes citados. El modus operandi siempre era el mismo: Los sospechosos forzaban la puerta de entrada o alguna de las ventanas y, una vez en el interior del templo, se apoderaban del dinero depositado en el cepillo por los feligreses. La Guardia Civil no descarta nuevas detenciones con relación a esta ola de robos, ni que se esclarezcan más sustracciones de las 39 ya aclaradas con los dos arrestos.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.