CANGAS DEL NARCEA.- El equipo directivo del ÍES dimitirá el próximo 30 de junio al no aceptar la pérdida de un edificio. Cuenta con el total apoyo de los padres

 

MERA.- El edificio de la discordia
MERA.- El edificio de la discordia

El equipo directivo del Instituto de Enseñanza Secundaria de Cangas del Narcea, ha decidido presentar la dimisión conjunta de todos sus cargos en total desacuerdo con la decisión tomada por la Consejería de Educación de autorizar la ocupación del edificio “Obanca”, integrado en la estructura general del ÍES, al CRA de Obanca de cara al próximo curso escolar.

Los docentes tomaron esta decisión, que se hará efectiva el próximo 30 de junio,  tras mantener una  reunión con la Consejera de Educación, Ana González, de quien conocieron  directamente su decisión de autorizar la ocupación del citado edificio. Desde este centro insisten y aclaran en   que no se oponen a la mejora que merece el CRA de Obanca pero si a los perjuicios que supone perder un edificio y con él calidad educativa.

El Instituto considera que no tiene sentido que se le diga que está infrautilizando los espacios que tiene, pues en el edificio hay 250 alumnos a diario. Los 700 alumnos de Secundaria pasarán a estar en dos edificios el próximo curso.

 Por su parte la Asociación de Madres y Padres de Alumnos  ha mostrado su total apoyo al equipo directivo del centro después de esta decisión. Según Pepe Carceda, presidente de la AMPA “este proceso de traslado se está haciendo muy mal, desde el principio, por no hablar con todas las partes”.

El colegio de Obanca, el único de Cangas único con comedor en la villa hace  que la demanda de plazas en el mismo crezca cada año y de ahí su solicitud de una nueva sede como alternativa al actual edificio “anticuado y pequeño”. Las soluciones que se plantearon al problema fueron ocupar la Escuela Hogar o volver al edificio que fue del colegio hace 20 años y que, desde entonces, pertenece al Instituto. Al final, con la oposición de la comunidad educativa del centro de Enseñanza Secundaria, se ha elegido la segunda opción.

Carceda agregó  que “los que se hagan cargo el próximo curso del equipo directivo lo van a tener muy complicado porque yo creo que esta gente que ha dimitido lo estaba haciendo bien y ya llevaban un tiempo en esto, sabe lo que hacía”.

La matricula del colegio de Obanca ronda los 120 alumnos. El traslado comenzará en cuanto termine el curso escolar. La Consejera de Educación ha asegurado que este traslado no afectará al comedor, pues este servicio, dijo, es irrenunciable. Por eso hay que habilitar una cocina y un espacio para comedor en el nuevo edificio.

 Desde estas páginas se analizó el problema y se planteó que era una gran ocasión para que  la Consejería acometiese una restructuración total del sistema educativo y la utilización de los distintos edificio disponibles. No lo hará

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.