EL CARMEN EN CANGAS DEL NARCEA.- Así no. El ruido insoportable de algunas calles se impuso al ritmo de la pólvora, la musicalidad de las gaitas y las fanfarrias

descarga

¡Así no!. Bien está que todos se diviertan. Bien está que cada generación encuentre su realidad  en momentos y gustos especiales. Bien está que la calle se llene de jolgorio, color y alegría. Bien está el dinamismo de la fiesta como expresión del hacer de un pueblo.

Pero si ello hay que lograrlo a base de un ruido infernal que algunos llaman música;  a base de cortar  de facto el paso de determinadas calles; a base de interrumpir sin miramiento alguno el derecho al descanso de la población más indefensa como niños y abuelos, y, sobre todo, a base de faltar al respeto a las creencias de un pueblo, entonces no. Así no hay derecho a divertirse.

Hacia las seis de la tarde del día 16 de julio comenzaba el reparto de voladores de Artesanos por los lugares de tiro de cada peña. En el inicio del Camín de Llamas los hombres del Voladorón iniciaban su inscripción para programar el lanzamiento de sus barrenos. En el Parque del Molín se ultimaban detalles. Jóvenes cangueses cruzaban de aquí para allá con cargas de voladores para colocarse en sus lugares habituales. Publico de toda clase y condición comenzaba su peregrinar en busca del lugar más idóneo para oír y ver la Descarga.

Desde el centro de la villa, una música brutalmente ampliada, cascada y populachera se alzaba sobre todo.

-¡Mecagüen la músicadedios! ¿Es que ya van a empezar a dar la puta murga?

En el Voladorón comenzaban a enfadarse con el dichoso bum-bum que hasta allí llegaba como si al lado mismo se enconrase.

Algo muy parecido comenzaba a comentarse en Los Nogales, y el Fuejo, y por la Campa del Soliso, y por la zona del Lagarón, lugares todos ellos de lanzamiento de voladores.

Subí Cascarín arriba, justo donde Barriga Hubiera tiene su base. Allí el ruido de la dichosa música era aún mayor. La gente comenzaba a cabrearse.

Siete y media. Todos los lugares de la villa que contaban con un huequín de cara al Prao del Molín se encontraban a rebosar. En los alrededores se apreciaban los llenos de campas y caminos. La música seguía con su bum-bum y a ello se unió la voz chillona de un pinchadiscos lanzando no se qué gansadas sobre un bombero y los problemas que tenía con una manguera.

-¿Pro no habrá nadie que mande callar a ese s……?

El cabreo era cada vez mayor tanto donde yo me encontraba como en otros muchos puntos de la villa y de los alrededores.

Este año la calma tensa que se produce cuando suena el primer volador, arrancan las campanas, la Virgen inicia su posesionar y los tiradores y apurridores se concentran, quedaba roto por e bum-bum y los aullidos del pinchadiscos. Nadie cercano parecía poner remedio a la situación. Momentos de vergüenza propia y ajena.

Sonó el campanín. Los nervios a flor de piel.

-¡Bum!, ¡bum!. ¡bum!. El bombero seguía a lo suyo mientras la imagen de la Virgen llegaba al puente.

vista

Con los primeros voladores dejé de oírlo. Seguro que había logrado su objetivo: congregar a mucho público para vender más copas incluso faltando totalmente al respeto a los actos que, precisamente, son la esencia que propicia la fiesta y el negocio.

El incontrolado sonar de bafles y altavoces se hacía totalmente insoportable en determinados tramos de la Calle Mayor y en Díaz Penedela. Ya no era solo la música incluso habían colocado en la calle mesa de mezclas y pantalla (en algunos momentos go-gos) transformándola en una discoteca descubierta que impedía el paso por la zona, especialmente a las madres con carritos.

Incluso los grupos de gaitas y fanfarrias habían de callar para recorrer todo el tramo ocupado. La zona de Mayor se transformó en su tramo más céntrico en una guerra de altavoces y pinchadiscos a la que ninguna autoridad fue capaz de poner coto. La guerra de discos fue clarín de llamada  para el botellón y la suciedad que se adueñó también del centro de la villa.

La cosa comenzó hace tiempo quizás en un afán de “parecerse” a otras zonas y a otras fiestas. A fe que lo están logrando. Están logrando que se pierda la singularidad y originalidad que siempre ha definido a las fiestas de Cangas y que las han venido haciendo distintas. Si no se le pone remedio puede que se pierda todo ello. Con los disparatados desenfrenos de ruidos en la calle (aunque lo llamen música y sea la misma en todas partes, sea Cangas o Calatayud).

Señor alcalde, (sea el que ahora tenemos o el que venga tras las elecciones): Debe usted tomar una determinación al respecto. El bum-bum desenfrenado y con competencia de bafles y pinchadiscos es una verdadera tomadura de pelo. Los jóvenes tienen derecho a divertirse y a hacerlo con su música. Ahí está el Parque del Minero o la zona de Los Nogales, junto al Puente de los Penones, para habilitar lugares. Hay un sitio y un momento para cada caso y cada grupo. Los interese individuales de negocio no deben prevalecer sobre los colectivos. Música en el interior de los locales, toda la que se quiera, y ya hay locales habilitados para ello y si se quiere que, de una manera respetuosa con todos, llegue a la calle, hágase también, pero por el aquel de que “hecha la ley, hecha la trampa, le recuerdo lo que le pasó a un antecesor suyo:

Tras muchas protestas por el ruido de los altavoces en la calle dictó una norma prohibiendo colocar los bafles en la vía pública. Llegada la fiesta, la música a todo trapo estaba de nuevo en la calle pero, eso sí, no había un solo altavoz, todos estaban colocados detrás de la abiertas puertas y ventanas orientados hacia la calle y a toda potencia. Lo que llaman “fraude de ley” o solemne tomadura de pelo al alcalde y al personal.

El Carmín de la Pola y la fiestas de otras localidades han marcado, incluso están marcando en estos días, el camino a este respecto. Incluso los hosteleros de Tineo han recibido felicitaciones de la ciudadanía por la regulación del volumen de la música en sus locales. Nada de música a toda potencia. Cada cual en su cada cual

Claro que quienes discrepen seguro que también tienen sus razones.

MERA.- Máquinas del Fuejo, Nogales y Molín
MERA.- Máquinas del Fuejo, Nogales y Molín

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

14 comentarios en “EL CARMEN EN CANGAS DEL NARCEA.- Así no. El ruido insoportable de algunas calles se impuso al ritmo de la pólvora, la musicalidad de las gaitas y las fanfarrias

  • el 8 septiembre, 2014 a las 12:12
    Permalink

    Siempre nos quedará la Vendimia…

    Respuesta
  • el 8 septiembre, 2014 a las 21:42
    Permalink

    no se quien eres, pero desde luego eso es lo q paso. lo sabemos todo el pueblo, no te preocupes q no pasara nada lo mismo q la concesion de las barras para esas fiestas, nadie sabe como se dieron??(bueno si con sobre cerrado pero sin poder abrirse en publico)a quien?? y en cuanto dinero???
    pero esto es un “vale todo” los politiquillos creen q pierden votos, y los hosteleros q pueden se aprovechan como es logico de estos politiquillos del tres al cuarto, la mayoria de ellos solo pendientes de no perderse el chollo, sin importarles ideologia ni sentimientos de la gente q les aupo a la poltronilla. solo nos queda aprender y cambiar. ah!!!! y mandarlos a que se busquen la vida por ahi, como los demas, q se dejen de pactos y de chorradas y si no sale la cosa dimitir y punto.

    Respuesta
  • el 8 septiembre, 2014 a las 23:09
    Permalink

    Soy de Cangas de nacimiento y no falto ni a un Carmen. No he visto ninguno en el q no hubiese musica en la calle. Solo se ha pasado de haber musica delante del blanco y de prins a haberla delante del blanco delante del italiano y del pesgos. No entiendo la queja. Que descanso vas a tener a las seis de la tarde con los barrenos de aviso?. Mi queja al alcalde por el horario de cierre, q es eso de echar a la gente Pa casa a las 7 q se ganó con eso ? Horas de sueño? Si a las 8 se sacaron las charangas. Primer año en muchos q no me quedo hasta la descarga de las 12 por esa gilipollez. La fiesta son 3 días al año… a q viene tanto prohibir. Hace 15 años veías gente borracha hasta la muerte vomitando a diestro y siniestro, ahora la fiesta es nas limpia, mas sana, y aun así hay que prohibir y prohibir… son tres días… q pasa por dejar a cada bar q cierre cuando le de la gana tres días…

    Respuesta
    • el 9 septiembre, 2014 a las 12:33
      Permalink

      A ver Diego, que parece que no has entendido bien lo que has leído.

      1) No se critica la música en la calle; se critica el volumen y horarios de la misma.
      2) Llamar música a lo que se perpetraba por esos altavoces me parece, cuanto menos, osado.
      3) Muy de Cangas serás, pero los barrenos empiezan a las 7. la tarde del 16 ha sido, de siempre, de silencio. Descanso e inquietud por lo que se viene. Jamás ha habido música en la calle a esas horas
      4) la ley es la ley y en ella se marcan horarios de apertura, cierre, descanso, etc. Quejas al respecto, a la autoridad competente (el Estado y el Gobierno autonómico)
      5) Muy de Cangas, pero la idiosincrasia de la fiesta no la tienes interiorizada. El Carmen ha sido siempre una fiesta distinta, especial. El Carmen es El Carmen. El bombardeo de música de radiofórmula a todo volumen en la calle hace que se pierda gran parte de la esencia de las mismas (no hay más que ver el mayor número de “foriatos” en la calle mientras que cangueses y miembros de peña buscan otros lugares donde poder conversar y seguir viviendo el Carmen como siempre se ha hecho.
      6? ¿Fiesta limpia? ¿Sana? Tus has paseado por Cangas esos días y posteriores? ¿Has visto la calle Mayor algún año como éste, repleta de botellas y desperdicios? la gente generalizada es justo esa, el nivel de porquería y desperdicio generado.
      7) Por momentos, uno no sabe si está en Cangas o en Tordesilla, o en Estepona o en cualquier otra fiesta nacional, maldita globalidad.
      8) Como bien dicen en un comentario, bendita Fiesta de la Vendimia

      Respuesta
  • el 8 septiembre, 2014 a las 23:13
    Permalink

    Y cuantos años hace q pasar por delante del blanco es imposible a ciertas horas? Creo q el autor del artículo o no es de Cangas, o es asiduo del blanco o el casintra o tiene memoria selectiva o alzheimer galopante

    Respuesta
    • el 9 septiembre, 2014 a las 11:41
      Permalink

      Léase detenidamente la segunda parte del artículo

      Respuesta
    • el 9 septiembre, 2014 a las 12:34
      Permalink

      No has entendido nada me parece. A ver si mejoramos la capacidad de comprensión lectora

      Respuesta
  • el 9 septiembre, 2014 a las 12:41
    Permalink

    El tema de los dj’s que tanto insultas, están haciendo su trabajo como me imagino que tendrá usted… Yo pinché en un local de los que dijo porque es de lo que vivo como hago en miles de lugares a igual volumen como por ejemplo Tineo como citaste y nunca tuve ningún problema. Soy Cangués y respeté la descarga y procesión sin música. Estoy deacuerdo con que es una situación complicada y que tiene difícil solución. Ten en cuenta que hay mucho interés turístico, mucho interés económico, gente que puede mantener sus locales gracias a esas fechas y por supuesto gente que le perjudica. Alguna manera habrá de resolver esta situación.

    Respuesta
    • el 10 septiembre, 2014 a las 10:46
      Permalink

      Como trabajo que es supongo que estará usted dado de alta en SS.SS esos días, aparte de tener en regla permisos de música amplificada, horarios de apertura, medición de decibelios, pago a SGAE, etc. Porque las cosas se harán de forma legal, ¿verdad? Sería injusto que haya sitios a los que hacen cumplir a rajatabla la legalidad durante todo el año y oye, en el Carmen no lo pasamos por el forro..

      Habría que preguntara los bares cuándo hacen más caja, si en la Vendimia (sin música) o los días del Carmen con la música a todo meter…porque las botellas que inundan la calle Mayor creo que no se compran en los bares, ¿no?

      Respuesta
  • el 9 septiembre, 2014 a las 14:01
    Permalink

    Totalmente de acuerdo con Pablo.

    Respuesta
  • el 9 septiembre, 2014 a las 16:39
    Permalink

    Hombre pablo, achacar falta de comprensión lectora (que le falta) al diego y tu un post más arriba decidiendo lo que es música y lo que no…….si las cosas se hicieran por el gusto de los que más años lleva viviendo la fiesta o lo que sea, estaríamos en el siglo xv todavía

    Si se quiere mantener la idiosincrasia de la fiesta pues qeu se haga una serie de normas y qeu se lleven al ayto, pero ojo…… el gusto de uno , o unos pocos no es el de todos

    Respuesta
  • el 17 septiembre, 2014 a las 22:12
    Permalink

    musica siempre hubo pero cada bar su musica y los bafles mirando para dentro no esa mezcla de musicas q se convierte en ruido lo q pasa q asi se junta tres o cuatro bares contratan un pincha un equipo de discoteca y a meter pa la saca en cuanto a los desperdicios siempre hubo desperdicios de las caipiriñas y eso,pero neveras llenas de alcohol y botellas tiradas por toda la calle mayor desde el ayto hasta el cruce yo no las recuerdo esto se va a convertir en las piraguas nos cerraran los bares y la gente bebera botellon en la calle tendran q poner baños portatiles es a donde vamos y en lo q estan convirtiendo las fiestas del carmen en cuanto al ruido de los voladores a poca gente creo yo q le molestaran tanto

    Respuesta
  • el 18 septiembre, 2014 a las 0:35
    Permalink

    musica siempre hubo pero con los bafles enfocados hacia dentro de los bares asi cada bar tenia su musica y no esa mezcla q hay q ni es musica ni es nada mas q ruido lo q pasa q se juntan varios bares ponen un equipo a medias un pincha a medias y a hacer caja por no hablar de el botellon y q en un par de años asi se convierte esto en una gochada como las piraguas estamos a un tris de q cierren la entrada d los bares pongan baños portatiles y todo dios botellon los voladores no creo q moolesten tanto en cuanto al horario ye el carmen y toda la vida fue sin horarios

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.