CANGAS DEL NARCEA.- La Fiesta de la Vendimia fue de nuevo un éxito

 

Lidia.- Cangueses en la cata
Lidia.- Cangueses en la cata

La Fiesta de la Vendimia dio cerrojazo a esta su anual edición. Una año más fue una fiesta vivida y participada en todos los sentidos consolidándose, junto al Carmen, en lo más alto del calendario festivo. Las calles llenas, las terrazas llenas, los pabellones llenos, los bares llenos y los chiringuitos llenos. Y todo ello sin pesudomúsicas atronando oídos e intestinos sin compasión alguna. Quizás ello haga ver a algunos hosteleros que la música desmandada y sin control ni sentido no es causa necesaria y determinante para hacer caja. ¿Mejoras? Siempre son necesarias y llegarán, al menos en lo que a la parte institucional respecta; en lo privado ya es otra cosa cada uno decide celebrarlo cómo y con quién quiere.

Y vamos con los últimos actos. Más de 120 personas se reunieron en la I Cata Popular de los Vinos de la Denominación de Origen Protegida organizada por la Cofradía del Vino y en la que se sirvieron hasta 190 botellas. Se celebró  en el Parador Nacional de  de Corias, y se degustaron a ciegas ocho muestras diferentes de vinos, dos blancos, cinco tintos jóvenes y un tinto madera, elaborados por alguna de las cinco bodegas amparadas en la DOP: Antón Chicote, Monasterio de Corias, Muriella, Chacón Buelta y VidAs.

Los catadores tuvieron que valorar las muestras de cero a diez puntos en tres fases: visual, olfativa y gustativa. Con la suma de las tres se obtenía una puntuación para cada caldo. El resultado final dependía directamente de los puntos otorgados por los 120 miembros del jurado. La muestra número ocho, un tinto madera de Monasterio de Corias, fue la que mayor puntuación obtuvo. El segundo y tercer puesto fueron para Bodegas VidAs, con sus variedades ‘Siete Vidas’ blanco y ‘Siete Vidas’ tinto joven, respectivamente.

Entres los catadores, varios vecinos de Cangas, otros llegados desde distintas partes de Asturias y Galicia, clientes del propio parador o turistas que se encontraban en la comarca para asistir a la Fiesta de la Vendimia. Todos coincidieron en destacar la labor del presidente de mesa,  sumiller, que  fue explicando muy bien todo logrando que los asistentes se interesasen por los distintos matices.

No solo había aficionados, también algún entendido en la materia, como el presidente de la Asociación de Sumillers de Asturias, Ceferino Cimadevilla, o Jesús Paz Parracho, gran maestre de la Cofradía de los Vinos Rías Baixas y, desde el sábado, cofrade de honor de la Cofradía de Cangas

Demelsa.- Otra vista de la cata
Demelsa.- Otra vista de la cata

La cata comenzó a mediodía con la prueba de dos vinos blancos, seguidos por cinco tintos jóvenes, y se cerró con un tinto en madera. Los catadores amateurs se repartieron en varias mesas en las que había un presidente, encargado de orientar  al resto en cómo se debe  observar, oler y saborear el vino para puntuarlo.

El objetivo de la cofradía al organizar la cata popular es el de  “promocionar el vino y no calificarlo, que para eso está la DOP ya que en la cata “se  premia al que más haya gustado a los asistentes y no al mejor vino”.

Los organizadores  se mostraron muy satisfechos con el resultado y la buena acogida de esta primera edición por parte de los asistentes, entre los que se encontraba el presidente de los sumilleres de Asturias, Ceferino Cimadevilla, quien destacó la cata como una experiencia única “para probar una muestra de los vinos de la DOP en conjunto”.

Durante la tarde, la DOP también organizó su propia cata, “Asturies: wine, food and music”, en la que se realizó un maridaje de vinos de la DOP Cangas con bocados y canciones en la carpa que el organismo colocó en la plaza Rafael Rodríguez.

 Carrera popular

 

Prueba en la carpa
Prueba en la carpa

Por otra parte la Hostelería organizó para el último día de fiesta la primera carrera popular a beneficio de la lucha contra el cáncer. En ella participaron unas 120 personas, entre niños y adultos, que realizaron un recorrido hasta Santiso y La Himera, respectivamente. En total, se logró recaudar más de 700 euros, que se donarán al Hospital Comarcal Carmen y Severo Ochoa. “El dinero lo ingresaremos en una cuenta y cuando lleguemos a unos 6.000 euros hablaremos con el SESPA para realizar la donación”, explica Manolito el del Chuis, cuya idea es que la Junta también aporte dinero y que se impliquen instituciones como el Ayuntamiento.

La carpa de la Denominación de Origen Protegida (DOP) cerró  su ciclo de actividades con una demostración de cocina a cargo del cocinero Lluis Nel Estrada. “Vino de Cangas a mordiscos” mostró al publico las posibilidades del vino en la cocina: Estrada elaboró tres platos que los asistentes pudieron degustar. El primero consistió en una ensalada con queso afuega’l pitu y vinagreta de almíbar de vino, elaborado con un tinto Siete Vidas. Después, chorizos al vino del Monasterio de Corias, y un postre de peras al vino, hecho con el crianza de Monasterio de Corias.

 

 

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.