CANGAS DEL NARCEA.- El Tribunal de Cuentas aprecia quebranto económico al ayuntamiento en la obra “pavimentación de Fondos de Villa” del plan E.

Fontaniella
Fontaniella

El Ayuntamiento de Cangas del Narcea, en su día, puso en conocimiento de los tribunales,  de Cuentas, por un lado, y Penal por otro, las distintas irregularidades encontradas en seis obras de las que se deducía que no se habían ejecutado las obras por los importes que se han justificado al faltar unidades de obra y si se justifican, y entre las que estaba la Pavimentación de Fondos de Villa”.

Esta obra tenía un presupuesto de licitación de 420.259,29 € en el año 2009, se adjudicó y contrató por 376.972,58 € y se pagó por 414.669,58 €, y que según el informe del perito judicial (peritaje encargado por el Juzgado), existe un desfase entre lo certificado y lo peritado de 184.137,00 € y además 87.000,00 € de mejoras ofertadas que no se realizaron.  Según el alcalde es importante recordar que “se adjudica a las empresas por su oferta económica y por las mejoras que proponen, y en este caso (y así lo recoge la perito judicial en el documento que se adjuntó al juzgado) se puntúa para adjudicar esta obra en exceso las mejoras, mejoras que luego no se ejecutan, declarando la perito que se observan obras ejecutadas y que no se certifican como un pegollo de hórreo privado entre otras”.

En este procedimiento, el Fiscal y el Ayuntamiento de Cangas del Narcea, solicitaban al Tribunal de Cuentas responsabilidad contable directa al exalcade,  José Manuel Martínez, al entender que es el máximo responsable de la “desviación” económica y de la obra ejecutada. Este alegó en su defensa que los pagos y las certificaciones fueron responsabilidad de los técnicos municipales.

En la decisión final del Tribunal de Cuentas, se recuerda que lo que en esta jurisdicción se ajusticia es la responsabilidad contable, y que como tal se tiene por concluido que “ no se ha comprobado que el Alcalde conociera que dichas obras no habían sido ejecutadas en sus justos términos o que existía ilegalidad que le justificase que no debería proceder al reconocimiento y el pago de las mismas” es decir, explica Fontaniella, que no se considera dañocontable porque el Sr. Martínez no sabía que pudiese haber irregularidades. Así mismo, y finalizando la exposición del magistrado en cuanto a las costas judiciales, señala “en cuanto a las costas, aun cuando se desestima la demanda interpuesta, lo que llevaría aparejada su imposición al demandante, debe de tenerse en cuenta que pese a no haberse declarado la responsabilidad contable de los demandados (Sr Martínez y técnico), se ha constatado la existencia de un perjuicio en los fondos públicos de la corporación”  y por lo tanto justifica la no imposición de costas judiciales. En este sentido, y en la exposición del magistrado, se especifica lo siguiente textualmente “a la vista de lo anteriormente expuesto, cabe concluir que en el presente caso ha quedado suficientemente acreditado que se ha producido un perjuicio en los fondos públicos de la corporación en los términos previstos en los artículos……, en los que se aprecia una diferencia entre el importe abonado por la corporación y las obras ejecutadas.”

El Tribunal de Cuentas nos recuerda que, aunque no aprecie este tribunal responsabilidad contable directa, no quiere

Martínez
Martínez

decir que no existan otras responsabilidades que se deban discutir en otras instancias. Es por ello que tanto la fiscalía como el Ayuntamiento tienen diligencias abiertas en otras vías, para exigir las responsabilidades de lo ocurrido en esas obras y la devolución del dinero no ejecutado en las infraestructuras que requerían los vecinos.

Finalmente, dice el alcalde, aclarar que “si bien el Tribunal de Cuentas no ha condenado por responsabilidad contable directa al Sr. Martínez en esta obra, si lo había hecho en la obra Piedrafita-Jalón, por entender que la adjudicación de la obra se había realizado sin atender a la Ley Administrativa, adjudicando de forma directa y con un menoscabo de más de 70.000,00 € a las arcas municipales que el Ayuntamiento ya pagó al Ministerio. Tal es así, que el propio organismo del Tribunal de Cuentas ha embargado al Sr. Martínez para tratar de resarcir dicha cantidad”.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.