LA FOTO Y SU PIE.- El Luiña decidió asomarse al Paseo del Vino

hdr

 Llovió a lo largo del alto Naviego. Y la temperatura, aún sin que asomase el sol, acarició con su subida las nieves de toda la zona que pasaron de sólido a líquido. Y las aguas corrieron alegres monte abajo en regatillos, luego regatos; arroyuelos y arroyos que formaban todo tipo de cascadas a la vez que incrementaban caudal. La tierra, ya empapada, dejaba correr el agua sin absorberla. Y el río creció y creció en su tumultuosa carrera hacia el Narcea.

Hasta que decidió dejar su cauce y saltar, juguetón, al paseo. Los viandantes se sorprendieron y, como Maribel, decidieron inmortalizar el momento. Luego, la policía local cortó el Paseo. Cosas de la seguridad ciudadana.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.