CANGAS DEL NARCEA.- Todo el concejo se halla ya electrificado

vista

 Hace unos días, en la vorágine de los últimos  de  campaña electoral, hice una broma con el comunicado en el que desde el ayuntamiento se nos informaba que desde el día 20 de mayo todos los núcleos rurales del concejo disponen de luz pública.

Hoy quiero volver más seriamente sobre el tema porque no debe pasar desapercibida una noticia, un hecho, que ha llevado más de un siglo en terminarse. Quizás para los habitantes de otras latitudes esto suene algo raro, pero sí, entrados ya en el siglo XXI en el concejo de Cangas del Narcea aún quedaban pueblos si alumbrado

El día 22 se daban de alta en la Consejeria de Industria, y por lo tanto podían encender ya su alumbrado,  los tres últimos núcleos a los que no había llegado el citado: Vega del Tallo, Murias de Puntaras y Vallado.

gasEn una rápida mirada retrospectiva señalamos que la luz eléctrica apareció  en 1.899  y  la primera central eléctrica del mundo funcionó en Nueva York el 2 de septiembre de 1.882.  A Cangas del Narcea llega rápidamente, diecisiete años más tarde, en 1.899. Sin embargo, el proceso ha de tardar 116 años en terminarse.

El Tous pa Tous narra que “el 18 de julio de 1897 se lee en un pleno del Ayuntamiento de Cangas del Narcea una carta de la casa de comercio de los Sres. Caunedo, de Luarca, con una propuesta para establecer el alumbrado eléctrico en la villa. El asunto se valoró muy favorablemente, primero, por las ventajas de este alumbrado con respecto al de petróleo…..y segundo, porque el coste del nuevo alumbrado no era excesivamente caro: el alumbrado de petróleo costaba al Ayuntamiento 1.500 pesetas anuales y el presupuesto del  eléctrico era de 2.250 pesetas. El 17 de agosto de 1897 aprueban las condiciones para sacar a subasta pública el suministro de luz eléctrica para el alumbrado de la villa. El servicio se convoca por un periodo de treinta años e incluye “mil bujías de luz eléctrica distribuidas en cien focos o lámparas, que se han de colocar en los puntos que designe el Ayuntamiento”.

Las horas de alumbrado con todos los focos o lámparas encendidos, sigue relatando el Tous, se establecen desde el anochecer hasta las doce de la noche en los meses de noviembre a abril, y desde el anochecer a la una de la madrugada en los seis meses restantes; pasadas las doce y la una, según los meses, el adjudicatario tenía que dar “medio alumbrado hasta el amanecer”, es decir, se apagaban la mitad de los focos. En 1899, como la energía eléctrica solo se empleaba para alumbrar y no para mover máquinas, el suministro que se ofrecía a los particulares comprendía solamente “desde media hora antes de la puesta del sol, hasta media hora después de su salida”.

image (44)

La central hidroeléctrica de Arayón fue la primera y la única que existió en Cangas del Narcea hasta bien entrado el siglo XX. El contrato por treinta años entre el Ayuntamiento y “La Eléctrica de Cangas” era un freno muy importante para la instalación de otros empresarios.

El suministro de luz eléctrica ira extendiéndose muy poco a poco por todo el concejo, recibiendo especial impulso a lo largo de los años ochenta del siglo XX. El 22 de mayo del 2.015 se da por cerrado todo el proceso de electrificación del concejo.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.