NARCEA/BERZOCANA.- He cambiado nieblas por soles

MERA.-La Cruz de los Santos y el Cancho la Sábana.JPG
MERA.-La Cruz de los Santos y el Cancho la Sábana.JPG

Doce grados. Las nieblas cuelgan rotas de Pena Ventana y  los montes que  desde Posada de Rengos llevan a San Luis se muestran difuminados entre neblinas de frío agosteño. Son las ocho y media de la mañana.

Enfilo la subida al Rañadoiro con una carretera desierta. Rengos parece un pueblo abandonado, Tan solo el runrún del motor rompe una mañana que más parece de octubre que de agosto. Dejo atrás las nieblas y el frío de estos últimos días y camino en busca de un sol que caliente mis cada vez más gastados huesos. Cambio esos atardeceres de neblinas que definen el occidente astur por, a esa misma hora, ver salir el sol en Las Villuercas, justo detrás del Cancho de la Sábana, en Berzocana. Dejo atrás los atardeceres del Paseo del Vino con la niebla bajando desde el Cueto por un sol rojizo incendiando las dehesas desde una línea ondulada de encinas.

Es el verano tiempo de cambios y también, en muchos casos, de la vuelta a los ayeres de la niñez y la juventud, del encuentro anual con unas raíces, generalmente de campos y soles, que no se quieren perder y sí trasmitir a las nuevas generaciones cada vez más alejadas del contacto directo con el campo y el paisanaje, conceptos estos que no aparecen en sus pantallas móviles y, por tanto y para ellos, no existen. Incluso el caer golpeteante de la lluvia entre las ramas de encinas y alcornoques, o entre los hayedos de Monasterio de Hermo, solo  encuentra sentido si lo ven a través de la pantalla en lugar de directamente por sus ojos.

Es hora de largas siestas y paseos, de lecturas o, simplemente, de dejarse ir en modorras de tardes largas y profundas en las que la mente se queda en blanco de todo y el cuerpo se deja acariciar, acaso inconsciente, por ligeras brisa de cualquier punto cardinal.

Y así la pereza llega a esta misma página.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.