BERZOCANA.- La foto y su pie: Olivos

olivos1

 Lloran los olivos promesas de almazaras rebosantes. La niebla acaricia sus ramas diluyendo límites, envolviendo hojas y fruto, escondiendo futuros. La mañana se deja venir entre silencios. Más allá, otros olivos cargados de frutos lloran añoranzas de cuidados y recogidas olvidadas. Cual otra niebla, mucho más densa, el olvido los va envolviendo en la nada. Monte arriba suenan esquilas escondidas.

olivos copia copia

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.