CANGAS DEL NARCEA/BERZOCANA.- El veranillo de San Martín o de los membrillos y el Samartino

El Greco.- San Martín y el mendigo
El Greco.- San Martín y el mendigo

En la cultura popular hay dos veranillos. Se denomina Veranillo de San Miguel (cuyo patrón es el 29 de septiembre), y el de San Martín (el 11 de noviembre), . Son estos veranillos unos supuestos episodio atmosférico de carácter anual en el cual, en el hemisferio norte, durante alguno de los últimos días de verano y los primeros de otoño, la temperatura asciende por encima de los valores anteriores para luego recuperar la progresión de bajada típica del otoño.

Según la región y el país, se lo conoce también como el Veranillo de los Arcángeles o el Veranillo del membrillo, tal es este el caso de Extremadura. En Estados Unidos se da un fenómeno similar denominado Indian Summer,

En el hemisferio sur ocurre algo semejante cuando comienza el invierno y recibe el nombre de Veranito de San Juan. Se llama así porque hace su aparición alrededor del 24 de junio fecha de nacimiento de San Juan Bautista.

Al norte de Suramérica, particularmente en la república del Ecuador, se conoce como Veranillo de las Almas a aquel episodio de días soleados y temperaturas elevadas que ocurre en los primeros días de noviembre (entrada la primavera); su nombre se debe a que el 2 de noviembre se celebra en el calendario católico el día de los fieles difuntos.

El refranero español dice: “De San Martín a Santa Isabel, veranillo es

Pero vamos con el de San Martín que es en el que ahora nos hallamos.

San Martín Recibió su educación en Pavía en ingresó con 15 años en la guardia imperial romana, en la que sirvió hasta el año 356 en Francia.

La leyenda más famosa en torno a su vida sucedería en el invierno de 337, cuando estando Martín en Amiens, al salir a caballo, encuentra cerca de la puerta de la ciudad un mendigo tiritando de frío. Movido en sus sentimientos Martín se quita su capa, la raja con el cuchillo y da al mendigo  la mitad de su capa. Y la da la mitad ya que no podía disponer libremente de la otra mitad que pertenecía al ejército romano en que servía. En la noche siguiente, Cristo se le aparece vestido con la media capa para agradecerle su gesto. Esta es la escena que iconográficamente se ha preferido para su representación.

Sucedido esto, Martín decide  dejar el ejército romano y convertirse, lo cual no puede hacer hasta pasado un tiempo, al negarle su licencia el emperador.

Tras dejar la vida militar se bautiza y se une a los discípulos de San Hilario de Poitiers en esta ciudad.

Hasta aquí lo del veranillo

El Samartino o Sanmartino

El Blog del Mayor.- La matanza
El Blog del Mayor.- La matanza

Conocedor de que en muchos lugares de Asturias se denomina a la matanza como el Samartino, pregunté en una aldea. Solo supieron decirme que así se había llamado siempre.

-¿Nunca ha oído decir San Martín o San Martino?

-Nunca, me respondieron

-Aquí ha sido siempre el Samartino, respondían encogiéndose de hombros

Pregunté si habían oído habla de la leyenda de San Martín o de las fiestas carnavalescas de estas fechas.

Repuesta negativa. Se decía Samartino y ya está

Les cuento: Se sabe que en la víspera de San Martín se comía y bebía muy bien en el entorno de una pequeña fiesta carnavalesca antes de la “Quadragesima Sancti Martini”, dando así comienzo el tiempo de adviento o cuaresma en el antiguo calendario. A las once horas del día once del mes once se quería simbolizar con esta fiesta la trasgresión de los diez mandamientos bíblicos. Los ciudadanos de aquellas épocas, al encontrarse  a las puertas del invierno, y como prevención ante el mismo sabían que los víveres deben ser almacenados para la estación que se avecina, pero aquello que no puede ser conservado vivo deberá ser sacrificado para la curación o comido. De ahí que se asocie esta fecha con de la matanza, de cerdos en nuestras tierras, de gansos y ocas en la Europa de norte, y la ocasión para celebrar las últimas grandes comidas de reunión acompañadas del primer vino de la temporada, porque San Martín era el que podía convertir el vino en agua según la leyendas de la Europa rural. Aquí en Asturias, San Martín es la festividad más típica del otoño asturiano, en el concejo de Aller, especialmente en Moreda, se baila, bebe y come como en cualquier gran celebración, siendo manifestación de asturianía y quizás último vestigio del pequeño carnaval autóctono muy común en estas tierras antes de su abolición por el concilio de Auxerre en el 578.

Por estas mismas fechas del calendario en Roma se celebraban las fiestas de Vinalia. Aun hoy en algunos lugares, especialmente en las zonas rurales francesas, citan al santo  como el patrón de los bebedores y llaman el “mal de San Martín” a la resaca de ese día, consecuencia de la larga noche anterior a la festividad.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.