CANGAS DEL NARCEA.- Vuelven los lobos

Res muerta. Demelsa
Res muerta. Demelsa

A las ocho de la mañana del miércoles de la pasada semana, una oveja deambulando sola por un camino a la entrada del pueblo de Olgo, en ek concejo de Cangas del Narcea, puso en alarma a sus dueños. Algo no va bien, pensaron.  Salieron asu encuentro y  al acercarse a ella descubrieron que estaba malherida y en el cuello presentaba profundas heridas de la mordedura de lobo. Constatado el daño, los dueños se acercaron a la finca en la que  su rebaño de once ovejas pastaba desde hacía una semana,  y situada a menos de medio kilómetro de su casa. Con gran estupor descubrieron a tres de sus animales muertos, uno de ellos un cordero joven, y a otros tantos heridos.

Los ganaderos están seguros de que se trata de un ataque de lobo, aunque aún están a la espera de que técnicos de la consejería de Desarrollo Rural valoren los daños. Estiman que la indemnización que pueden recibir rondará los 100 euros por animal, “lo que no te cubre la pérdida, ya que las ovejas estaban a punto de parir”, explicaba María Jesús Rodríguez.

En esta ganadería no es la primera vez que sufren el ataque del lobo. Hasta en seis ocasiones han perdido ovejas a dentelladas del lobo, además de potros y dos terneros hace unos años. Ahora han decidido recoger a sus animales para la cuadra para evitar más ataques.

Y mientras los ecologistas y animalistas protestan y piden más protección, los ganaderos se desesperan amén de por los ataques por la engorrosas y complicadas tareas administrativas y ilógicos papeleos a los que hay que enfrentarse. Según los ganaderos, los ecologistas lo tienen más fácil y, además, todos viven más cerca de las consejerías que de los campos y ganados .

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.