CANGAS DEL NARCEA.- Los laicos más religiosos o cada fiesta con su misa

(Foto: Montaje de El Comercio)

Dicen, comentan, e incluso algunos afirman con rotundidad que la sociedad actual se torna laica. Acéptese como planteamiento.

Pero el caso es que, según leo, Asturias cuenta con 24 santuarios, 224 templos parroquiales, 48 monasterios y unas 600 ermitas repartidas por todo el Principado, todas ellas capaces de atraer fieles y romeros durante todo el año, pero esencial y principalmente en verano. No sé qué cantidad de las citadas edificaciones religiosas pertenecen al Suroccidente astur, pero estoy convencido de que un buen puñado dada la gran cantidad de aldeas que tan solo Cangas y Tineo acumulan. Y ya saben: cada aldea cuenta al menos con su ermita y su santo patrón o patrona.

Me llama especialmente la atención la aparición como acto esencial de cada fiesta de pueblo o aldea la “santa misa”, y así se hace constar en pasquines, programas y todo tipo de carteles anunciadores. En algún caso, como en Moal, no una misa, sino dos se celebraron el pasado año y eso que, al decir de los parroquianos, estas misas son talla XXX.

Serán todos laicos, agnósticos, o incluso apóstatas o incrédulos de manual, pero en cada festividad allí nos encontramos, en la misa de media mañana, a lo más granado de cada aldea perfectamente endomingados ellos y peripuestas con su mejores galas, ellas. Incluso portan al santo o santa con cara serie y de concentración y entrega aun cuando ni pisen ni vuelvan a pisar la iglesia en todo el año. Salvado sea el funeral preceptivo o la misa de cuerpo presente de cualquier vecino de la parroquia. Tanto en la fiesta como en éstos, las creencias o la fe importan un bledo. El estar, especialmente el hacer ver que se está, o el aparentar, construyen la esencia “religiosa” de la mayoría de los que a estos actos acuden puntualmente, olvidándose de su catolicidad o cristianismo el resto del año.

Así pues, en una sociedad que se dice eminentemente laica, lo religioso es el eje fundamental de la fiestas patronales. Una contradicción más en este país, antes España.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.