La foto y su pie: Renglones en el cielo

Han llenado la pizarra celeste de renglones torcidos. Han escrito los motores discursos ilegibles al ojo humano condensando en tinta blanca los vapores de la combustión que impulsan naves de país a país y de continente a continente.

En el horizonte, el sol sube despacio abriéndose camino entre las débiles nieblas mañaneras. Desde la terraza intento leer los mensajes cifrados que siempre serán ilegibles

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.