La foto y su pie.- Desvalidos

Los corderitos, tres blancos y uno negro, miran un tanto asustados al fotógrafo. Desvalidos en su pequeñez, asilados del rebaño, se asoman precavidos y un tanto temblorosos a la vida que les brinda el campo extremeño. Todo está por descubrir, todo está por experimentar. Tanto los corderos como nosotros iniciamos el camino huérfanos de experiencias y necesitados de cariños y cuidados.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.