COSAS DE XUAN: “Yo me quedo aquí para siempre”

(Publicado en el último número de La Maniega por R. MERA)

  • Toy murrrio, Cuntapeiro. Díxome Azcárate que cerramos, que nos vamos, que saparecemos…
  • Tal parece, Xuan. Han pasado 36 años y creemos que es el momento. Cada tiempo requiere sus narradores y el nuestro ya se ha quedado atrás.
  • ¡Pero coño!, que sigan otros más jóvenes. Yo toy dispuesto a seguir con cualquiera, de alguna manera soy un tanto inmortal como tantos otros personajes
  • Ya, ya. Intentarlo lo hemos intentado, pero no ha habido suerte. Los tiempos han cambiado y los jóvenes tienen otras prioridades como el trabajo remunerado, y tú ya sabes que aquí siempre se ha trabajado
  • -¡Cagoentoloquesemenea!. O sea que nis de nis.
  • -Nis de nis, Xuan. Y bien que lo sentimos. Yo también tengo una especie de congoja que me oprime y hace pasar ante mis ojos números y números y artículos y artículos…
  • Ya ya Cuntapeiro. ¡Que de recuerdos!. Acuérdome perfectamente del día que llegué a estas páginas de la tu mano y de la de Neto.¿ Cuantas aventura hemos corrido!. El jodido Neto pillome en el Tres Peniques y me fotografió con su lápiz; claro que para disimular me puso tu pelo y tu boquilla del tabaco. Porque ¡anda que no fumabas entonces!
  • Se nos agolpan sucedidos y anécdotas Xuan. Y discusiones, y diatribas políticas e historias de alcaldes y concejales; y de ferias y de cármenes, y de voladores y cafés y capilés
  • Ya, ya, y de Azcárate y tú dándole al mahou y dejando las cámaras olvidadass o intentado abrir la puerta de casa con un cigarro. ¡Anda que no han tenido que aguantar Isabel y Maribel con LA MANIEGA como excusa!
  • Tienes razón Xuan.¡ Lo pasábamos en grande hasta trabajando para el periódico o la revista. LA MANIEGA nos ha dado muchas cosas y dentro de ella han surgido grandes amistades como la mía y la del rojo de Patatoski
  • Vas a faceme llorar, ho. No te pongas sentimentaloide. Yo no pienso abandonar. Vamos a ver: ¿Tu no sigues escribiendo en la Internechet esa, en “De acebo y jara”?. Pues allí nos seguiremos viendo. Y ahora vamos al Blanco a ver a Pepín que también ha sido testigo de muchas de nuestras, digamos aventuras, nocturnas.
  • Tienes razón Xuan, nos seguiremos viendo en De Acebo y jara, pero ya no será lo mismo.
  • Adiós Xuan
  • Hasta siempre Cuntapeiro
.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.