La foto y su pie.- Toro

Dominando el paisaje, el toro pace tranquilo mientras el otoño se acerca a sus últimos días. No es época de celo ni de aventuras. Fuera de foco, las vacas también pacen o rumian sus silencios de campos y soledades mientras en el pueblo cercano las calles huelen a humo de castaño y el reloj de la iglesia desgrana monótono y repetitivo el paso implacable del tiempo

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.