CANGAS DEL NARCEA,. Continúa el juicio contra Azkárate que ayer sufrió un desvanecimiento

Señaló que fue nombrado por el Ayuntamiento “embajador deportivos del concejo”

Imagen tomada de la TPA

El ya jubilado policía local de Cangas del Narcea, Gonzalo Azkárate, se declaró “inocente” durante la sesión de ayer, que tuvo que ser suspendida tras sufrir el acusado un desvanecimiento. Antes de que esto sucediera, insistió en que compatibilizaba su trabajo como policía local con el de directivo de la Federación Española de Fútbol “gracias a la flexibilización de horarios”, algo que ha causado gran perplejidad en la capital del concejo cangués

En la jornada de ayer prestó declaración en la Audiencia Provincial acusado de cobrar más de 120.000 euros sin haber cumplido durante cuatro años (no se juzgan los anteriores en que se daban las mismas circunstancias) con sus jornadas de trabajo. La Fiscalía solicita cuatro años y siete meses de prisión e inhabilitación absoluta por nueve años y seis meses.

El agente explicó que acudía a representar a la Federación disponiendo de sus días los más de noventa días de descanso de que disponía. “Cincuenta días de los descansos semanales, treinta de vacaciones y seis como liberado sindical, además de los festivos”, detalló.

Incluso, junto a la defensa argumentó que “su situación era conocida y el Ayuntamiento nunca le apercibió. Todo lo contrario: le nombró embajador deportivo del concejo”.

Azkárate en un acto federativo

El letrado de la defensa considera que “no hay delito penal porque no hay ningún engaño para cobrar una nómina”. Además asegura que la situación fue consentida por los diferentes alcaldes que estuvieron en el cargo: José Manuel Cuervo (PSOE), José Manuel Martínez (IU) y José Luis Fontaniella (PP), que a pesar de haber denunciado la situación en 2012, apostilló la defensa, “lo consintió durante todo un año”.

El caso es que al menos durante los muchos años que José Manuel Cuervo estuvo de alcalde el sobre peso aludido en su defensa por el policía local no existía en absoluto, siendo algo sobrevenido ya en su última época.

Azkárate terminará de prestar declaración hoy y expondrá su versión Antonio Menéndez, jefe de la Policía Local, acusado, entre otras, de permitir que Azcárate no fuera al trabajo sin por ello dejar de cobrar.

La defensa del jefe local apunta que lo único que hizo fue organizar los servicios teniendo en cuenta la situación de este agente, por lo que le asignó “servicios más relajados con flexibilidad para que no influyera negativamente en la seguridad ciudadana”.

 

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.