CANGAS DEL NARCEA.- El pésimo estado del Paseo del Vino y la desidia de los responsables

Desidia, olvido, dejación de funciones, falta de presupuesto, dejadez, desidia administrativa…. Póngale usted amigo lector el calificativo que a bien tenga pues todos y cada uno de ellos vendrá a calificar y definir la situación en que se encuentra el Paseo del Vino ha ya demasiado tiempo. Y me refiero al tramo más antiguo, al que lleva de San Tiso a La Himera, inaugurado con gaitas y tambores y que fue cayendo en el olvido de unas y otras administraciones independientemente de su color político.

Ha tenido que ocurrir un accidente con la caída de un niños al río Luiña, para que salten las alarmas.¿ Qué si se han iniciado las obras de arreglo y recuperación?. No me sean ingenuos. La autoridad competente se ha limitado a colocar unas cuantas cintas blancas y rojas en diversos tramos, advirtiendo del peligro. Muchas ya están sueltas de nuevo. Muchos de los postes de fijación y las traviesas horizontales que les unen se encuentra caídos hacia el rio unos; apenas sujetos por un hilo de tierra, otros; en el aire los demás allá… e incluso los que delimitan la lindes de camino y los prados que le delimitan aguas arriba se encuentran dañados, con los alambres flojos o colgando o incluso desprendidos.

En marzo del 2007, el entonces alcalde, José Manuel Cuervo, abría el paseo que unía San Tiso con Las Barzaniellas, de unos 1, 3 kilómetros de longitud, y que rápidamente comenzó a ser muy utilizado por los vecinos, especialmente por los mayores, dado su poca dificultad y buenas condiciones para pasear y caminar, resguardado en invierno y con abundantes sombras en verano.

No mucho tiempo después un desprendimiento estrecha el camino peligrosamente ceca de su inicio. Hoy en día aún continuamos esperando el arreglo del tal desprendiendo. Ayuntamiento, Consejería de Medio Ambiente, Consejería de Infraestructuras, ecologistas, Confederación Hidrográfica y otros se tiran los trastos a la cabeza mientras todo sigue tal y como estaba hace ya unos años. Ahora el problema se ha extendido a muchos más tramos y la responsabilidad de su arreglo sigue siendo toreada por las administraciones para desesperación de paseantes de todo tipo y edad.

Ítem más. El tamo más moderno, el que une San Tiso con Ambasaguas, con una inversión de 353.400 euros se encuentra aún peor. Inaugurado en septiembre de 2015 por el actual equipo de gobierno, un temporal de aguas lo cortó parcialmente en varios tramos en enero de 2016 debido a varios desprendimientos. El ayuntamiento colocó los correspondientes indicativos de “camino cortado”, indicativos que no son respetados en absoluto. Un año después no se ha solucionado absolutamente nada y maleza y tierras van cerrando más y más el nuevo paseo. Vallas de protección y señales se deterioran e incluso el material de ejercicios y recuperación para mayores instaladas en el mismo se encuentra ya en muy malas condiciones. De nuevo, a responsabilidad en peloteada de unas a otras administraciones y a la empresa constructora. Como quiera que los desprendimiento también afectaron a propiedades privadas ha intervenido el juzgado y eso, retrasa aún más cualquier decisión.

Esta es la situación del Paseo del Vino en sus dos tramos. Sirva este artículo de llamada de atención y demanda de acción a quien corresponda.

 

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.