La foto y su pie.- Tiempo de huertas

Ha abierto la primavera surcos fecundos en la tierra reseca. Reverdecen verdes sobre marrones invernales y salpica de gotas de agua la manguera que llega desde el pozo. Es tiempo de huertas y de huertos.

Si los soles primaverales llenan de vida árboles y suelos, lo hacen también con la sangre y el espíritu de los jubilados que ven como se activan todos sus resortes vitales cual si los años hubiesen retrocedido milagrosamente en el devenir de su vida. Se equipan cual si fuesen a librar una batalla contra los campos y parten hacia los mismos con una renacida actividad que creían haber perdido en los monótonos días invernales de cocina y televisión. Es tiempo de huertas y de huertos y los jubilados, revitalizados, encuentran, incluso, motivo para sus conversaciones entre las lechugas, berzas, pimientos, tomates, cebollinos, zanahorias, fresas, patatas, guisantes o judías. Es tiempo de huertas y de huertos.

.Comparte en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.